20 de agosto de 2015

Beato MATÍAS CARDONA MESEGUER. (1902-1936).


Martirologio Romano: En la ciudad de Vallibona (Castellón), beato Matías Cardona, presbítero de la Orden de Clérigos Regulares de las Escuelas Pías y mártir, que, en tiempo de persecución, por ser sacerdote fue llevado al glorioso martirio.

Nació en Vallibona (Castellón), en el seno de una familia muy pobre. A causa de la extrema pobreza de su familia, tuvo que interrumpir sus sueños de ser escolapio. Por el párroco de su pueblo entró a servir en el colegio de los Hermanos de las Escuelas Cristianas de Barcelona. Todo lo que ganaba se lo enviaba a la familia. A los 20 años tuvo que dejar el trabajo y marcharse a realizar el servicio militar en un batallón de telegrafistas donde estuvo 8 años y salió con el grado de cabo. Terminado el servicio ingresó en las Escuelas Pías. Fue ordenado sacerdote, en Calahorra, en 1936. Ejerció su sacerdocio en el colegio de San Antón de Barcelona.
Pero, avisado por el alcalde de que corría peligro, se marchó en la mañana del día 17 a la hacienda Casa Cardona. Amenazados su hermana y cuñado si no decían dónde estaba el sacerdote, lo dijeron y allí fueron a buscarle. Conducido al comité de Vallibona, fue encerrado en la cárcel con otro sacerdote. Su hermana lo pudo visitar y llevar comida, pero el día 20 de agosto sacaron a ambos sacerdotes y los llevaron al lugar llamado Pigro del Coll y allí los fusilaron. Antes del fusilamiento, dirigió a sus verdugos palabras conmovedoras y de perdón, dos de sus verdugos enmudecieron y el tercero, un miliciano llamado Fermín, exclamó: "Disparemos rápido pues éste es capaz de convertirnos". A la hora de recibir la descarga abrió los brazos en cruz. Ambos sacerdotes fueron enterrados en el cementerio local. Juan Pablo II le beatificó el 1 de octubre de 1995 en el grupo de 13 escolapios martirizados en diversos días y en varios lugares, de 1936.