25 de julio de 2015

Beato DIONISIO PAMPLONA POLO. (1868-1936). 


Martirologio RomanoEn la ciudad de Monzón (Huesca), beato Dionisio Pamplona, presbítero de la Orden de Clérigos Regulares de las Escuelas Pías y mártir, que, en tiempo de persecución, por ser sacerdote fue llevado al glorioso martirio.

Nació en Calamocha, Teruel, en el seno de una familia profundamente cristiana. Ingresó en los escolapios en 1882 en Peralta de la Sal, Huesca. Cursó los estudios filosóficos en Irache, pasando después a San Pedro de Cardeña para cursar estudios de Teología y donde en 1889, hizo la profesión perpétua. En 1893 fue ordenado presbítero, y se dedicó a la docencia en los distintos lugares por donde pasó: Zaragoza, Alcañiz, Jaca, Peralta de la Sal, Buenos Aires, donde estuvo entre 1919 y 1922, Pamplona, Barbastro y finalmente en Peralta de la Sal. Ejerció el cargo de maestro de novicios y rector de algunos colegios. Fue un religioso austero por temperamento y por convicción, observante, perseverante, piadoso y obediente. Entre sus méritos se cuenta el haber instituido los “Turnos Eucarísticos”, cuya finalidad era promover la comunión frecuente.
Al estallar la guerra civil era rector de la casa de Peralta de la Sal y párroco de la villa, y tuvo el coraje de celebrar misa en la iglesia parroquial después del estallido de la revolución. Un día fue obligado a interrumpir la eucaristía y a abandonar el templo. La oración sería su fuerza en aquellos momentos de dolor, asesinado por odio a la fe en Monzón, Huesca, durante la guerra civil española.