27 de julio de 2015

Beata MARÍA DE LA PASIÓN (María Grazia Tarallo). (1866-1912). 


Martirologio Romano: En Nápoles, Italia, beata María de la Pasión (Maria Gracia) Tarallo, virgen.

Nació en Barra (Nápoles, Italia), en el seno de una familia cristiana. Terminada la escuela primaria, María Grazia aprendió y luego ejerció el oficio de costurera. Su vida estaba totalmente orientada hacia la perfección cristiana y la vida consagrada. Como Terciaria Franciscana vivía los consejos evangélicos. Con 22 años tuvo que aceptar casarse, por lo civil, con Raffaelle Aruto, el cual falleció a los pocos meses de casados, sin consumar el matrimonio.
Su padre quiso imponerle un segundo matrimonio, a lo que se negó valientemente. En 1891, ingresó en el convento de las religiosas Crucificadas Adoratrices de la Eucaristía. La maestra de novicias declaró sobre élla: "Durante su noviciado, bajo mi dirección cumplió con admirable exactitud todos sus deberes religiosos, distinguiéndose entre sus compañeras especialmente en las virtudes de la santa obediencia y la humildad. No llamaba para nada la atención".
Realizó plenamente su vocación por amor a la Pasión de Jesucristo crucificado, a la Eucaristía y a la Virgen de los Dolores. Decía "Me llamo sor María de la Pasión y debo asemejarme al Maestro".
Recibió varios encargos: maestra de novicias, cocinera, ropera y portera. Entre todos los trabajos prefería el de fabricar las formas para consagrar para la Misa, pues lo veía como una prolongación de la adoración eucarística y como parte del carisma de su Instituto. Siempre edificó a todos por su oración, caridad y humildad. Los últimos días de su vida sólo podía comer la Eucaristía. Fue beatificada el 14 de mayo de 2006, en Nápoles durante el pontificado de SS Benedicto XVI.