27 de abril de 2015

Beata CATALINA DE MONTENEGRO. (1493 - 1565).

(Catalina de Cattaro, Hosanna de Cattaro, Osanna).
Total destrucción. Pura, inmaculada. 

Martirologio RomanoEn Cattaro, población de Montenegro, beata Catalina, virgen, la cual, bautizada en la Iglesia ortodoxa, ingresó en la Orden de Hermanas de la Penitencia de Santo Domingo asumiendo el nombre de Hosanna y vivió recluida a lo largo de cincuenta y un años, inmersa en la divina contemplación, e intercediendo por el pueblo cristiano durante el asedio de los turcos.

Su nombre de bautismo era Catalina Cosie; había nacido en Kebeza, Montenegro, de padres ortodoxos; trabajó como pastora, viviendo entonces una profunda vida interior y recibiendo algunos carísmas místicos. Enviada a Cattaro (Kotor) como criada de la familia del Senador, Buchi, que era católica, fue instruida por la dueña de la casa y se convirtió al catolicismo. 
Movida por su devoción a la Pasión de Cristo, quiso llevar una vida de reclusa y para ello obtuvo licencia episcopal. Ingresó en la Orden de Penitencia de Santo Domingo, adoptando el nombre de Hosanna, como Terciaria dominica. Vivió 50 años dedicada al retiro, recluída en su celda, a la contemplación y a la caridad. Junto a su celda se construyó un monasterio, cuyas religiosas se inspiraron en su vida y palabras, pero sin que ella abandonase su reclusión, ni hiciese vida de comunidad. Fue maestra de santidad  para numerosas personas, pero sobre todo fue el ángel tutelar de Cattaro. En tiempos de tantas turbaciones para la Iglesia, se ofreció como víctima de expiación en unión con Cristo los pecados del mundo. Su cuerpo es venerado en la iglesia de Santa María de Cattaro. El 21 de diciembre de 1927, el papa Pío XI, confirmó su culto.