18 de marzo de 2015

Beatos JUAN THULES y ROGERIO WRENNO. M. 1616.

(ing.: John Thules). Dios es misericordioso. El que está en gracia de Dios. Admirable
(Rogelio. ing.: Roger Wrenno). Selva. Lanza famosa; glorioso.

Martirologio Romano: En Lancaster, en Inglaterra, beatos Juan Thules, presbítero, y Rogerio Wrenno, oriundos ambos de esa misma región, mártires de Cristo en tiempo del rey Jacobo I.

Juan Thules nació en Lancashire en 1568, en un lugar llamado Up-Holland, y realizó gran parte de sus estudios en el colegio inglés de Douai; luego viajó a Roma, donde fue ordenado presbítero hacia el 1592. Vuelto a Inglaterra cayó enseguida en manos de sus adversarios, y estuvo preso por muchos años en el castillo de Wisbich. En algún momento escapó, y tenemos testimonios que estuvo trabajando como misionero en su tierra, donde fue apresado finalmente por orden de William, conde de Derby, y recluido en la prisión condal de Lancaster.
En la misma prisión de Lancaster estaba también confinado Roger Wrenno -llamado en algunas fuentes Worren- un tejedor de gran celo y devoción por la religión católica. Los dos encontraron, en la cuaresma de 1616, ocasión de escapar de la prisión; salieron a las cinco de la tarde y caminaron a buen ritmo... pero equivocaron la dirección, y a la mañana siguiente estaban a las puertas de la prisión, en la que ingresaron de nuevo.
Cuando fueron a juicio, recibieron la condena por ser sacerdote, el uno, y el otro por ayudar a los sacerdotes. Se les ofreció conmutar la pena en caso de abjurar del catolicismo, pero, no aceptaron. Un hombre le ofreció a Thules una pensión de 40 libras al año si dejaba el sacerdocio, pero la oferta fue rechazada de plano.
Thules se despidió de los otros sacerdotes encarcelados y marchó hacia el cadalso la mañana del 18 de marzo. Wrenno fue llevado con algunos malhechores que no morían por causa de la religión, pero que antes de ser ejecutados se reconciliaron con Dios y la Iglesia por ministerio de Thules. Fueron ahorcados y descuartizados y sus partes esparcidas, para escarmiento. Fueron beatificados el 22 de noviembre de 1987 por san Juan Pablo II.