29 de diciembre de 2014

San EBRULFO. (517 - 596).


Martirologio Romano: En Exmes en Neustria, hoy Francia, san Ebrulfo, abad del monasterio de Ouche en tiempos del rey Childeberto

Natural de Bayeux en Normandía. Fue cortesano del palacio del rey Childeberto I. Enamorado el rey Childeberto I de sus virtudes, le elevó a diferentes puestos de honor y autoridad, e hizo ver con su ejemplo que un cristiano puede vivir también en el mundo sin ser de él en espíritu, y poseer riquezas sin ser poseído de ellas. Importunado de sus amigos, se casó con una mujer virtuosa, y con la lectura de vidas de santos el matrimonio decidió abandonar el mundo. Convinieron, pues, en una separación, y ella tomó el velo en un convento, mientras él, después de distribuir toda su hacienda a los pobres, se refugió en el monasterio de Deux Jumeaux en la diócesis de Lisieux, que sólo habitaban fieras y ladrones. A consecuencia de esto muchos de los ladrones, exhortados por el Santo, mudaron de vida y se quedaron en su compañía, ocupándose en labrar aquella tierra. 
Aumentando diariamente el número de los que deseaban vivir bajo su dirección, se vió obligado a erigir un monasterio en Ouche en Normandía, y luego fundó otros quince monasterios más de monjes y de monjas, de los cuales fue siempre el suyo el principal, y que gobernó por sí mismo. Acostumbraba a exhortar a todos al trabajo, diciéndoles que debían ganar su sustento con sus obras, y con sus servicios el cielo. Entre sus monjes se encuentra el histórico Orderico Vitale. Cerró sus ojos al mundo y su cuerpo fue sepultado en la Iglesia de San Pedro edificada por él mismo.