19 de noviembre de 2014

Santas 40 MUJERES MÁRTIRES EN HERACLEA DE TRACIA. M. 312.


Martirologio Romano: En Mármara Ereglisi en Tracia, en la actual Turquía, santas cuarenta mujeres, vírgenes y viudas, mártires

La “Passio” nos dice que el jefe de este numeroso grupo de mujeres, fue el diácono san Amón, maestro y promotor de su conversión al cristianismo. 
En tiempos del del emperador Constantino, estaba asociado en el gobierno del Imperio de Oriente Licinio Valerio Liciniano y la persecución contra los cristianos, cesó definitivamente con el Edicto de Milán en el 313 y firmado por los dos emperadores, no era todavía una realidad; Licinio mandó como funcionario a Berea a Baudo, el cual nada más llegar, recibió una denuncia contra Celsina priora y las cuarenta vírgenes y viudas reunidas con ella en una comunidad monástica.  
Celsina después de un interrogatorio en el cuan fingió que se sometía a la voluntad del funcionario pagano, se retiró en oración, exhortada a perseverar por el diácono san Amón su guía espiritual. Durante el segundo interrogatorio y presente toda la comunidad de monjas, los ídolos se derrumbaron y el sacerdote de Zeus, levantado en el aire por un ángel de fuego y mientras Amón y las 40 mujeres se retiraban, él se precipitó al suelo. 
Baudo enfurecido, hizo torturar a san Amón y después de un hecho milagroso las liberó y envió a todo el grupo a Licinio en Heraclea, donde las vírgenes vieron las reliquias de santa Gliceria, después patrona de la ciudad. El emperador ordenó que fueran enviadas a las fieras, pero los animales no quisieron tocarlas, entonces mandó matar al diácono Amón, las vírgenes encabezadas por Celsina y las viudas por la diaconisa Lorenza, fueron martirizadas con toda suerte de terribles tormentos.