24 de noviembre de 2014

Santos PEDRO DUMOLIN BORIE, PEDRO VO DANG KHOA y VICENTE NGUYEN THE DIEM. M.1838.


Martirologio Romano: En la ciudad de Dong Hoy en Vietnam, santos mártires Pedro Dumolin Borie, obispo de la Sociedad de las Misiones Extranjeras de París, Pedro Vo Bang Khoa y Vicente Nguyen The Diem, sacerdotes, de los cuales el primero fue decapitado, los otros estrangulados, por orden del emperador Minh Mang.


Pedro Dumolin había nacido en Beynat, Cahors (Francia) en 1808, y era hijo de unos molineros, por eso le llamaban “De Moulin” (del molino) como alias, que luego se añadió a su apellido Borie. No era un buen alumno en el seminario, hasta que la lectura de los “Anales de la Propagación de la Fe” despertó en él, la vocación misionera. En el 1832 fue ordenado sacerdote en la Sociedad de Misiones Extranjeras de París y fue enviado a Vietnam, entonces Tonkin Occidental. 
Antes de entrar en este país tuvo que esperar muchos meses en Macao. Llegó en plena persecución, lo que le obligó a una vida clandestina, lo que no fue obstáculo para que, encargado de la zona meridional del Vicariato, con 50.000 cristianos y nos 30 sacerdotes indígenas más los numerosos seminaristas, manifestara unas magníficas cualidades como misionero. Hablaba correctamente la lengua del país, se adaptó a sus costumbres y además supo dirigir la labor de los sacerdotes nativos como arcipreste de la zona. Logró reconstruir dos conventos y levantar dos seminarios menores.
En 1838 fue arrestado y recibió en prisión el nombramiento de obispo titular de Acanto y vicario apostólico de Tonkin occidental. Los padres de la Sociedad de Misiones Extranjeras de París habían iniciado su actividad en Vietnam desde su fundación, en 1660. Entre las acciones importantes desarrolladas debemos notar: la celebración del primer sínodo pastoral (1670); la reorganización de la "Casa de Dios"; la fundación de la "Congregación de las amantes de la Cruz" y la creación del seminario regional de Penang (1807). 
Fue detenido por las denuncias de un conocido. Aunque no pudo consagrarse obispo, no dejó por ello de tomar las medidas necesarias para garantizar el gobierno de la comunidad cristiana. Se preparó para la muerte con serenidad, y se negó a la apostasía. Pedro Vo Dang Khoa y Vicente Nguyen The Diem eran sacerdotes vietnamitas que fueron estrangulados en Dong Hoi, mientras el obispo era decapitado. 

Pedro Vo Dang Khoa nace en Thuong-Nai en 1790 y es ordenado sacerdote a los 30 años. Trabaja pastoralmente en Bach-Bati, Chang-Chuong y en Bo-Chim, donde tuvo como párroco a san Vicente Diem, que será compañero suyo de martirio. Enviado como párroco a Con-dua, fue arrestado en el poblado de Le-son y llevado a la cárcel de la capital de la provincia, donde halló a sus compañeros de martirio. Con ellos se preparó a dar un limpio y coherente testimonio de Cristo. Fue martirizado por estrangulamiento.

Vicente Ngyen Tho Diem nace en An-Do en el seno de una familia cristiana. Seminarista desde niño, una vez ordenado sacerdote ejerce su ministerio como párroco en Bo-Chim y en Con-Nam, atendiendo con gran celo a los fieles y cuidando mucho de los pobres. Forma con mucho cuidado a los catequistas y logra aumentar el número de fieles de su comunidad. Cuando en 1838 se hace muy firme la persecución, se ve obligado a retirarse de la parroquia, pero en el camino hacia An-Bai es arrestado por la denuncia de un apóstata. Conducido a la prisión de Dong-Hoi, confesó la fe pero fue poco prudente en los interrogatorios y pudo saberse por él el nombre de los cristianos que habían albergado sacerdotes, lo que trajo consigo su arresto. El obispo Borie se lo reprochó y él reconoció su fallo y pidió al tribunal dejara libres a las personas arrestadas por su culpa. Volvió a dar testimonio público de su fe y se negó a apostatar, por lo que fue estrangulado.