15 de noviembre de 2014

San LEOPOLDO "el Piadoso". (c.1073 - 1136).


Martirologio Romano: En el cenobio de Klosterneuburg, en Austria, sepultura de san Leopoldo, príncipe de esa provincia, a quien se honró, aún en vida, con el sobrenombre de «Piadoso», pues fue siempre obrador de la paz y amigo de los pobres y del clero.

Nació en Melk (Austria), y era hijo de Leopoldo II y de Ita, y fue educado por el monje san Altmann, obispo de Passau. Era nieto del emperador Enrique III. Sucedió en 1095 a su padre como IV Margrave de Austria y casó con una noble mujer cuyo nombre desconocemos, y parece que enviudó y volvió a casarse en 1106 con Inés, hija de Enrique IV, de la cual tuvo 18 hijos, uno de los cuales, Otón es beato. 
Su primera preocupación fue: apoyar los derechos de la Iglesia; promover la reforma del espíritu religioso y las costumbres eclesiásticas. Sostuvo al papado en la lucha de las investiduras, y estuvo entre los firmantes del concordato de Worms que puso paz entre la Iglesia y el Imperio. Su vida privada, como la de su mujer, fue digna de un asceta. Los 40 años de su gobierno fueron justos y prósperos, aunque tuviera que guerrear con los húngaros. Desde el punto de vista de la política interna, bajo su gobierno se llegó a una primera ampliación de la soberanía territorial: aumentó sus derechos de propiedad y de soberanía y se dedicó a la expansión territorial, en particular al norte del Danubio. En 1111, siendo margrave de Austria erigió la abadía benedictina de Nuestra Señora de Mariazell, que es el más famoso santuario mariano de Austria, y en 1127, el monasterio cisterciense de Heiligenkreuz, no lejos de Viena, y otro agustino en Klosterneuburg, en el que fue enterrado. 
También hay que destacar que en su política eclesiástica trató de salvaguardar los antiguos derechos señoriales sobre las iglesias privadas, incluso contra el obispo Reginmaro de Passau, sin importarle enfrentarse a los nobles fundadores de los monasterios. Sólo al final de su vida se mostró conciliador cuando renunció a los diezmos eclesiásticos de 30 parroquias que hasta entonces habían sido de su competencia. En 1125, fue elegido emperador de Alemania a la muerte de Enrique V, pero renunció. Murió en Viena, después de una partida caza. Fue canonizado por Inocencio VIII el 6 de enero de 1485. Patrón de Austria inferior.