10 de noviembre de 2014

OTROS SANTOS DEL DÍA:


San Apolinar in Classe

San Probo de Ravena. M. c. 175. 
Martirologio Romano: En Ravena, de la provincia de Flaminia, san Probo, obispo, a cuyo nombre el obispo san Maximiano dedicó la célebre basílica Clasense.
Obispo de Classe (hoy Rávena). El obispo Agnello dijo de él: "la santa alma de Probo I dejó el cuerpo el 10 de Noviembre". El obispo san Maximiano de Rávena le dedicó la célebre basílica Clasense.

Santa Ninfa de Palermo. M. 251. 
Parece que esta santa fabulosa fue mártir en Sicilia, y que fue enterrada en Roma, en la misma sepultura que los mártires santos Trifón y Respicio.  
Por desgracia las noticias que tenemos de ella son fantasiosas: Ninfa era hija de Aureliano, prefecto de Palero en tiempos de Constantino, fue convertida y bautizada en su casa por el obispo Mamiliano, junto a otras treinta personas. Su padre, mientras arrestaba a Mamiliano y otros doscientos cristianos, buscó que su hija renegase de la nueva religión. Como viera que sus intentos eran vanos, los sometió a torturas y los encarceló, pero un ángel los liberó, conduciéndoles a la costa donde encontraron una barca que condujo a Mamiliano y a Ninfa a la isla del Giglio, donde se quedaron viviendo en oración y soledad.
Deseosos de visitar Roma, desembarcaron por indicación celeste, en un lugar llamado Bucina, habitado por muchos paganos, después de la visita a la tumba de los apóstoles, Mamiliano murió y Ninfa lo sepultó cercano a Bucina; un año después Ninfa murió y fue enterrada donde se conservaban la reliquias de otros mártires (por esto se supone que murió mártir). 

San Orestes. M. 304.
Martirologio Romano: En Tyana en Capadocia, en la actual Turquía, san Orestes, mártir
Médico de Turquía. Fue acusado de incitar al pueblo y convertirlo a la nueva fe. Todo lo que sabemos de él es que es un mártir de Tyana, que tiene dedicado un monasterio en Capadocia, todo lo demás entra en el campo de la leyenda. Solamente existe un Orestes en el calendario de la Iglesia, el siguiente, posiblemente el que tratamos sea una leyenda o haya transmutado su nombre. 

San Constantino CachaiM. 853. (Iglesia ortodoxa georgiana).
Según la gesta de este mártir, era un príncipe pontentado de Georgia septemtrional, famoso por su nobleza, riqueza y toda clase de virtud, estimado por la emperatriz Teodora. Tenía una especial veneración por los Santos Lugares, que visitó haciendoles donaciones en monasterios e iglesias. Con 85 años fue apresado en una incursión musulmana. Entregado al comandante árabe Buga, que se encontraba en Tiflis, sufrió amenazas, maltratos y una durísima cárcel. Algunos días después fue enviado al califa Giafar en Samarra en Babilonia. Aquí, fueron inútiles todos los esfuerzos para hacerlo apostatar, fue decapitado y su cuerpo expuesto al público. En ocasión de su funeral santa Teodora envió una carta de consolación a los parientes del mártir y a toda la nación georgiana.
Los bolandistas hicieron una severa crítica a esta gesta y redujeron el núcleo histórico a: era un noble georgiano de la región de Cachezia, de ahí el apelativo de Cachai, fue apresado por las tropas del comandante musulmán Buga y ejecutado. Su fiesta es celebrada por la Iglesia georgiana.