9 de agosto de 2015

Santa CÁNDIDA MARÍA DE JESÚS CIPITRIA. (1845-1912).


Martirologio Romano: En Salamanca, en España, santa Cándida María de Jesús (Juana Josefa) Cipitria, que fundó la Congregación de las Hijas de Jesús, para colaborar en la formación cristiana de los niños.

Se llamaba Juana Josefa Cipitria y Barriola y nació en el caserío de Berrospe, en Andoain (Guipuzcoa), en el seno de una familia pobre. En su niñez fue a vivir a Tolosa y allí tuvo conocimiento de la espiritualidad ignaciana y con el libro de las “Constituciones” oraba a san Iganacio: "Santo mio, yo quiero hacer lo que dice ese libro". Apenas sabía leer y escribir y su instrucción era escasa. 
En 1862 deja tierra vasca, rumbo a Burgos, donde siendo aún joven, tuvo que cuidar de sus hermanos menores en una familia numerosa, para ello ingresa a trabajar con la familia del magistrado José de Sabater. A la vez que daba los primeros pasos en la vida de piedad. Siguiendo a la familia Sabater, a Valladolid, en el año 1868, en la Iglesia del Rosarillo, conoce al P. Miguel San José Herranz, sacerdote jesuita, quien le ayuda a aumentar su actitud de penitencia y oración, que son dos caminos necesarios para tomar toda decisión importante, es aquí que siente el llamado a responder a las necesidades de aquella turbulenta sociedad española, lo que le lleva fundar una "Congregación con el nombre de Hijas de Jesús, dedicada a la salvación de las almas, por medio de la educación e instrucción de la niñez y juventud".
Con 26 años y cinco compañeras, fundó en Salamanca, en 1871, la Congregación de Hijas de Jesús, con una fuerte espiritualidad ingnaciana. Cambió su nombre por el Cándida María de Jesús. Su vida transcurrió entre el gozo y la cruz y la confianza infinita en la Providencia. Una característica concreta de su espiritualidad fue la confianza en el poder y la fidelidad de Dios. La nueva Congregación se encargará de la educación de niñas especialmente pobres. "Donde no hay sitio para mis pobres, tampoco hay sitio para mí". En poco tiempo la congregación se expande creando instituciones a lo largo de España creando escuelas en Peñaranda de Bracamonte, Arévalo, Tolosa, Segovia, Medina del Campo, etc.
Murió en Salamanca diciendo: "Muero tranquilamente tranquila, 41 años de vida religiosa y no recuerdo un momento que ho haya sido para Dios". Canonizada por SS Benedicto XVI el 17 de octubre de 2010.