6 de agosto de 2015

San HORMISDA. Papa. (514-523). M. 523.


Martirologio Romano: En Roma, en la basílica de San Pedro, sepultura de san Hormisda, papa. Abanderado de la paz, consiguió acabar con el cisma de Acacio en Oriente, y en Occidente hizo que se respetaran religiosamente por los nuevos pueblos los derechos de la Iglesia.

Nació en Frosinone, en el seno de una familia aristocrática. Antes de su ordenación sacerdotal, estuvo casado y tuvo varios hijos. Fue padre de san Silverio, que también fue papa en el 536. Hosmisdas tuvo un papel importante en la Iglesia romana durante el pontificado de san Símaco, de quien fue uno de sus más íntimos colaboradores, desempeñando importantes misiones y participando en concilios.
Era viudo cuando fue elegido Pontífice, sucediendo a san Símaco. Luchó contra Eutiques y envió a san Germán de Capua al emperador Justiniano para que éste condenara la herejía eutiquiana y maniquea. Tuvo que enfrentarse con el cisma de Oriente, al que le puso fin por medio de la profesión de fe llamada "Formula de Hormisdas", que en el 519 fue aceptada en Oriente acabando de este modo el cisma monofisita de Acacio. Hormisdas para terminar con el cisma propuso: que se reconociese las formulaciones cristológicas del Concilio de Calcedonia, el primado del obispo de Roma, y la condena de Acacio y del monofisismo. 
Su pontificado estuvo señalado por la pacificación con los emperadores bizantinos; la resolución del cisma entre el papa san Símaco y el antipapa Lorenzo; la pacificación con Teodorico y la organización de varias diócesis que en aquel momento se fundaron. También logró la pacificación de varios monasterios africanos, cuyas discordias eran continuas. Le sucedió san Juan I. Está sepultado en la basílica de San Pedro del Vaticano.