13 de agosto de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:



San Hipólito. M. 236. 
Soldado romano encargado de vigilar a san Lorenzo en la prisión. Convertido por el heroísmo del diácono, a quien habría sepultado después del martirio, fue atado a la cola de un caballo, o descuartizado por cuatro caballos. Parece que hay que disociarlo de san Hipólito “Romano” y san Hipólito de Porto, que durante mucho tiempo se pensó que era la misma persona. Fue muy venerado en Italia con santos Sixto y Lorenzo.  

San Casiano de Todi. M. c. 305. 
Fue convertido por Ponciano, obispo de Todi, y le sucedió en esta sede; fue martirizado durante la persecución de Maximiano Hercúleo. Se piensa que sea el mismo san Casiano de Imola. 

San Casiano de Imola. M. 311. 
Martirologio Romano: En Foro Cornelio (hoy Imola), en la provincia de Flaminia, san Casiano, mártir, que, habiéndose negado a adorar a los ídolos, fue entregado a manos de niños, a los que enseñaba como maestro, para que le torturaran con sus punzones hasta la muerte y así resultara tanto más duro el dolor de su martirio, cuanto más débiles eran las manos que le torturaban.
La leyenda dice que fue el primer obispo de Sabiona, en Alemania, donde fue expulsado por las persecuciones; luego fue obispo de Bressanone, después de Aquileya, e Imola, donde no pudiendo seguir su misión de pastor, se hizo maestro. Sus alumnos cuando supieron que era cristiano, lo desnudaron y lo ataron a una columna, y con sus estiletes lo fueron martirizando. Como dice el Martirologio: "los golpes, dados de manos demasiado débiles, no hacían otra cosa que prolongar la muerte". Se dice que la ferocidad de sus verdugos llegó al punto de grabar en su carne las letras del alfabeto. Se dice que murió en la persecución de Juliano el Apóstata. 
Sus Actas no están casi retocadas. Este santo es idéntico al san Casiano que habría sido obispo de Bressanone en el Tiról italiano. Desde el 1969 su culto se ha limitado a los calendarios locales. Patrón de Imola y Bressanone.  
catedral de Lyon

San Antíoco de Lyon. M. 500. 
Martirologio Romano: En Lyon, de la Galia, san Antíoco, obispo, que, cuando todavía era sólo presbítero, fue a visitar a su obispo san Justo, que moraba por entonces en el desierto de Egipto.
Cuando san Justo, obispo de Lyon, se unió a los ermitaños de Egipto, el cura Antíoco fue enviado a buscarlo para obligarlo a regresar a su sede. Sus esfuerzos fueron vanos, y a su regreso a Lyon fue elegido obispo de esta ciudad. 

San Vigberto. M. c. 738/47. 
Martirologio Romano: En Fritzlar, en Hesse, de Austrasia, san Vigberto, presbítero y abad, al que san Bonifacio encomendó el cuidado del monasterio del lugar.
Natural de Inglaterra. Despreciando el mundo desde su juventud, abrazó la vida religiosa, y san Bonifacio le invitó a compartir con él los trabajos de la evangelización de Germanía y le nombró abad del monasterio de Fritzlar (a unos cinco kilómetros de Cassel). Uno de los discípulos que tuvo allí fue san Sturmio. Más tarde, Vigberto fue enviado a Ohrdruf de Turingia, donde fundó varios monasterios y dio gran ejemplo de observancia monástica.
Cuando tenía que viajar, no dirigía a nadie la palabra en el camino y regresaba a su monasterio tan pronto como podía. Su biógrafo alaba mucho las virtudes y milagros de san Vigberto, pero nos habla poco de su vida. Antes de su muerte, San Bonifacio le dio permiso de volver a Fritzlar, donde podía prepararse más apaciblemente para el fin. El santo no mitigó sus penitencias ni siquiera durante la última enfermedad. Murió hacia el año 738. 
El año 780, san Lulo transladó su cuerpo al monasterio de Hersfeld. No hay que confundir a este Vigberto con el discípulo de san Egberto del mismo nombre, que fue a evangelizar a los frisios a fines del siglo VII.

Santa Irene de Hungría. M. 1134. (Iglesia ortodoxa).
Hija de san Ladislao, rey de Hungría, se casó en 1005 con el emperador Juan II Comneno. Sobresalió por su piedad y gran caridad con los pobres, y costeó la construcción del monasterio llamado Pantócrator en Constantinopla, donde fue sepultada. Tiene culto litúrgico. La Iglesia ortodoxa la venera como santa. 

San Narsés Klajetsi. (1102-1173).
Fue conocido como "el Gracioso" por su bondad y estilo literario. Hijo del príncipe Pahlawouni Apirat, último vástago de su familia. Formandose literaria y teológicamente en un monasterio de Cilicia, de donde salió para ser ordenado sacerdote (1135) por su hermano mayor, Gregorio, que desde el 1113 era el katholikós (patriarca). Consagrado obispo auxiliar de su hermano y encargado de la cancillería, aprovechó las facilidades que le ofrecía el cargo para fomentar la unión de aquella iglesia con la griega. 
Fue obispo de los armenios católicos de Rom Klaj (castillo romano) en el 1166, y durante toda su vida consiguió mantener la unidad y plena comunión con el obispo de Roma; trabajó con ahínco para la unión de la iglesia griega con la armenia, pero murió sin conseguirlo. Fue un excelente poeta.
     
Gertrudis de TuringiaBeata. (1227-1297). 
Martirologio Romano: En el monasterio de Altenberg, en la región de Wetzlar, en Alemania, beata Gertrudis, abadesa de la Orden Premostratense, que, siendo todavía una niña, fue ofrecida a Dios por su madre santa Isabel, reina de Hungría, en este lugar.
Hija del beato Luis IV, landgrave de Hesse y de santa Isabel de Hungría. Todavía niña fue confiada por su madre a las monjas premostratenses de Altenberg en Wetzlar, en Alemania. En 1248 fue elegida abadesa del monasterio; fue elegida cuando era todavía muy joven y gobernó la comunidad durante medio siglo. 
Durante su gobierno fue construida una iglesia dedicada a María y a san Miguel y junto a ella fue erecta una casa para dar hospitalidad a los pobres y viandantes. En 1270 introdujo en Altenberg la fiesta del Santísimo Sacramento. Se distinguió por su espíritu de penitencia y su don de profecía.  

Guillermo FreemanBeato. (c.1555 - 1595). 
lugar del martirio
Martirologio Romano: En Warwick, en Inglaterra, beato Guillermo Freeman, presbítero y mártir, que, condenado a muerte durante el reinado de Isabel I tan solo por el hecho de ser sacerdote, frente al patíbulo entonó el himno Te Deum y, con ánimo decidido, se adelantó al lugar del martirio.
Nació en Manthorpe, York. Estudió en Magdalen College de Oxford, doctorándose en Letras en 1580. Estuvo una temporada en Londres, donde asistió al martirio del beato Eduardo Stransham, su fortaleza de ánimo le impactó de tal modo que se convirtió al catolicismo. Fue ordenado sacerdote en Reims en el 1587, fue enviado a la misión inglesa en 1589.
Para disimular su presencia tomó el apellido Mason y logró durante dos años escapar de una insistente persecución trabajando en los condados de Worcestershire y Warwickshire; descubierto en la casa donde se alojaba fue encarcelado donde lo encadenaros varias veces, pero no podían juzgarlo porque no había pruebas de que fuera sacerdote. Entonces un tal Gregory se prestó a fingirse deseoso de sacramentos y de esta manera fue descubierto. Fue juzgado y condenado por traición por interés particular del arzobispo de Canterbury, al negarse a reconocer la supremacía religiosa de la reina. Cuando le comunicaron la sentencia entonó el Te Deum
Extrañó su alegría cuando era llevado al patíbulo y él manifestó que se debía a los motivos de su muerte. Subió al cadalso recitando el Confiteor. Fue ahorcado y descuartizado en Warwick.

José Bonet Nadal. Beato. (1875-1936). 
Martirologio Romano: En Barcelona todavía en España, beato José Bonet Nadal, sacerdote de la Sociedad Salesiana y mártir, que llevó hasta el final su lucha por la fe siempre en la misma persecución
Nació en Santa María de Montmagastrell, Lérida . Salesiano en 1897, estudió Teologia en Sevilla y fue ordenado sacerdote en 1904. Regresó a la Inspección Tarraconense en 1913. Había desplegado su actividad en Sarriá, Sevilla, Ciudadela y, muchos años, en Rocafort, especialmente al servicio de las vocaciones. Iniciada la guerra civil se refugió con algunos cooperadores hasta que llegaron una patrulla de milicianos; sin dudarlo declaro su condición de sacerdote salesiano. Fue ejecutado aquella misma tarde. Mártir en Barcelona.  

Juan Agramunt Riera. Beato. (1907-1936). 
Martirologio Romano: En la ciudad de Almazora (Castellón), beato Juan Agramunt, presbítero de la Orden de Clérigos Regulares de las Escuelas Pías y mártir, que, en tiempo de persecución, por ser sacerdote fue llevado al glorioso martirio.
Nació en Almanzora, Castellón, en el seno de una modesta familia. Desde muy niño ingresó en los escolapios. En 1928 emitió la profesión solemne. Sacerdote escolapio. Sus cualidades pedagógicas, su apostolado sacerdotal, sus dotes para la música y la jovialidad de su carácter, se manifestaron durante los años en que ejerció el ministerio calasancio en los colegios de Gandía, Albacete y Castellón, en este lugar ejerció el cargo de prefecto. 
Marchó a su pueblo para refugiarse de la persecución religiosa, y no intentó escapar cuando fueron a buscarlo. Murió fusilado en la carretera en Pla de Museros, Castellón, por ser religioso, en la persecución religiosa durante la guerra civil española.

Modesto de Albocácer (Modesto García Martí). Beato. M. 1936. 
Martirologio Romano: Junto al pueblo de Albocácer en la misma región de España, beato Modesto García Martí, sacerdote de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos y mártir, que durante la persecución contra la fe coronó con el martirio el precepto evangélico
Nació en Albocásser (Castellón). Profesó en la Orden Capuchina el 3 de enero de 1897, y fue ordenado sacerdote el 19 de diciembre de 1903. Ejerció el ministerio sacerdotal sobre todo en Colombia, y al regresar a España se dedicó especialmente a dar tandas de ejercicios espirituales y al confesonario. Cuando se tuvo que cerrar el convento de Ollería (Valencia), del que era superior, el P. Modesto se refugió en casa de una hermana suya junto con otro hermano de ambos que era sacerdote, mosén Miguel. El 13 de agosto de 1936, Modesto y Miguel fueron arrestados por unos milicianos armados, que los obligaron a caminar delante de ellos; después de andar cosa de un cuarto de hora, llegados a un lugar solitario, los acribillaron a tiros por la espalda.