30 de julio de 2015

San LEOPOLDO DE CASTELNUOVO (Bogdan Mandic). (1866-1942).


Martirologio Romano: En Pavía, ciudad de Italia, san Leopoldo (Bogdan) de Castelnuovo Mandic, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, que ardió de celo por la unidad de los cristianos y gastó toda su vida trabajando para la reconciliación de los mismos.

Nació en Herzeg Novi (Castelnuovo de Catari) en Dalmacia. Ingresó en los capuchinos a los 16 años y tomó el nombre de Leopoldo. Fue ordenado sacerdote en 1890. Siendo sacerdote se preocupó ardientemente por la unión de los cristianos y dedicó toda su vida al ministerio de la reconciliación, y que en su tierra vivió con diversas confesiones cristianas. No aceptó que las diferencias etnicas y culturales, enmascaradas en sentimientos religiosos, fueran fomento de luchas fraticidas y venganzas.
Tuvo pocas oportunidades para desempeñar su misión, pero siempre que sus superiores le dieron una oportunidad, trató de cumplir con su tarea. En Zadar, a donde fue enviado entre 1897 y 1900, entabló relaciones con los ortodoxos e intentó atraerles a la unidad con la Iglesia. De igual modo se comportó en su breve permanencia en Rijeka en 1923, donde fue enviado como confesor de la población croata. Después fue llamado a Padua para que se dedicase al confesionario por la solicitud del obispo y de la población. En 1924 se dedicó semanalmente en Venecia a enseñar croata y eslavo a los estudiantes capuchinos, para que algún día pudieran ir de misión. Sensible al nacionalismo croata, en 1917, rechazó la nacionalidad italiana, con lo cual fue destinado al sur de Italia. Sus superiores le consideraron poco idóneo para las misiones en Oriente a causa de sus malas condiciones de salud. Tampoco pudo dedicarse a la predicación a causa de un grave defecto de pronunciación. Sus superiores fijaron su residencia en Padua donde vivió cuarenta años y volvió a dedicarse al confesionario donde acudían personas de toda condición y dignidad; sus funerales durante la guerra fueron aposteósicos y su confesionario se convirtió en lugar de peregrinación.