5 de julio de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:


San Esteban de Nicea. s. I. 
Corona. Coronado de laurel, victorioso.
Martirologio Romano: En Reggio, de Calabria, san Esteban de Nicea, obispo y mártir.
Parece que fue ordenado primer obispo de Reggio Calabria por el mismo san Pablo y que murió mártir durante la persecución de Nerón. Es patrón de la ciudad.  

San Astio de Durazzo. M. c. 117. 
(Asterio, Asteio, Aberisto). 
Firme.
El «Sinaxario Constantinopolitano» celebra la memoria de Astio, obispo de Dyrrachium (Durazzo) en Macedonia, el 5 de julio. Se dice que, en este tiempo, gobernaba Iliria, Agricolao yque Astio sufrió el martirio porque se negó a honrar las efigies de Dionisio. Después de azotarlo, lo ataron a una cruz cubierto de miel, y abandonado a la intemperie con un sol abrasador y los insectos que con sus picaduras le infligieron la muerte.
En otras tradiciones aparece en la «passio» de Peregrino, Luciano, Esiquio, Papio, Saturnino y Germán, que era un grupo de italos, que se refugiaron en Durazzo para huir de la persecución de Macedona, pero fueron capturados porque mostraron su simpatía por Astio, al que abrazaron cuando estaba en la cruz, y el santo obispo los confortaba en su fe; como proclamaran que eran cristianos, fueron cargados de cadenas y arrojados al mar. 
El «Menologio de Basilio» y «Annus ecclesiasticos graeco-slavicus» celebra su memoria el 6 de julio. El antiguo «Martirologio Romano» y el «Sinaxario Constantinopolitano», el nombre de Astio aparece también, el 7 de julio en la celebración de Peregrino y sus compañeros. 

Templo de Zeús en Cirene
Santa Ciprila de Cirene. M. 300. 
(Cirila).
Señorita. 
Martirologio Romano: En Cirene, en Libia, santa Ciprila, mártir, que, según la tradición, durante la persecución bajo Diocleciano retuvo en sus manos durante largo tiempo carbones ardiendo junto con incienso, para no dar la impresión, si los tiraba, de querer ofrecer culto a los dioses, y seguidamente, despedazados cruelmente sus miembros, su alma, engalanada con su propia sangre, voló al encuentro del Esposo.
Viuda de Cirene. Parece que se acercó al obispo san Teodoro para que la cura de un violento y crónico mal de cabeza. Teodoro estaba en libertad vigilada, la curó y la puso a su servicio junto a otras dos devotas mujeres: santas Aroa y Lucía. Después del martirio del santo obispo nuestra santa fue encarcelada.
Mártir en Cirene (Libia) durante la persecución de Maximino y Diocleciano. Fue obligada a sacrificar a los dioses, pero al negarse su martirio fue atroz y murió en la tortura que consistió en mantener sobre sus manos carbones ardiendo con incienso para que pareciera que arrojando las ascuas estaba ofreciendo a los dioses, como retuvo en sus manos los carbones impidiendo así que se pensase que ofrecía incienso a los dioses, murió fue despedaza, con ella murieron otros muchos. 

Santa Febronia. s. IV. 
Purificador, febrero.
Natural de Patti (Salerno), pertenecía a una familia acaudalada de origen pagana, conoció el cristianismo y fue bautizada por el obispo san Agatón en una fuente, que después fue milagrosa, situada en una localidad conocida por esto “Acqua Santa”. 
La joven Febronia, abandonó el paganismo, se consagró a Cristo haciendo voto de virginidad y, a causa de esta elección, sufrió insultos de todo tipo por parte de su padre, que tenía para ella otros proyectos de vida.
Para huir de la cólera paterna se escondió en las grutas del Mons Iovis, en la actual localidad de Mongiove. Pero su padre su padre la descubrio y cegado por el odio hacia la fe cristiana, la asesinó tirando el cuerpo al mar, durante la persecución de Diocleciano. Venerada en Patti (Salerno).

Diácono (genérico
San Atanasio de Jerusalén. M. 452. 
Inmortal.
Martirologio Romano: Conmemoración de san Atanasio de Jerusalén, diácono de la iglesia de la Santa Resurrección y mártir, que fue atrozmente atormentado por el monje hereje Teodosio por reprobarle su impiedad y por haber defendido el Concilio de Calcedonia contra quienes lo impugnaban.
Diácono de la iglesia de la Resurrección  de Jerusalén; denunció al monje hereje eutiquiano Teodosio, que había suplantado al católico Juvenal en la sede de Jerusalén, por censurar su impiedad y defender el concilio de Calcedonia, y por este acto fue capturado y decapitado por los soldados enviados por Teodosio. 


cuerpo santo de sta. Filomena
San Severino
Santa Filomena. M. c. 500. 
Gorrión. Aficionada al canto. La novia amada. 
Es una santa venerada en San Severino (Ancona), no se sabe nada de ella.  
En el 1527, haciéndose unas excavaciones bajo el altar mayor de San Lorenzo in Doliolo en Sanseverino Marche (la antigua Settempeda), fue encontrado un cuerpo de mujer con una lápida (no facilmente legible) en la cual se afirmaba que se trataba el ataud de santa Filomena de la estirpe de los Chiavelli sepultada por san Severino obispo de aquella iglesia en tiempos de los reyes godos (Totila). 
No está verdaderamente documentado que se trate de esta santa mártir y es posible que se trate de un “cuerpo santo” análogo del de su homónima santa Filomena.  

Beato Guillermo de Hirsau. M. 1091. 
Que quiere proteger. Yelmo voluntarioso.
Monje de Saint Emmeran en Ratisbona, donde compuso sus escritos "De astronomia" y "De música". Entabló amistad con san Ulrico de Cluny (que pronto se convirtió en famoso con el apodo de Zell), y que como él ingresó el monasterio, aunque luego se trasladó a Cluny. En 1069 fue nombrado abad de la abadía de Hirsau en Württemberg, reformada recientemente, donde introdujo la observancia cluniacense y tuvo el privilegio de protección imperial, al que siguió otro papal, evitando así las injerencias de los obispos. Fundó la escuela monástica, reorganizó el "scriptorium", proveyó a la educación y bienestar de los siervos de la abadía. 
Marchó a Roma y apoyó a san Gregorio VII contra Enrique IV; fundó siete nuevas abadías con la nueva reforma compiladas en las "Consuetudines Hirsaugienses", en las que introdujo la “institución de los conversos”, según la cual los hermanos laicos no hacían ninguna profesión, se diferenciaban también exteriormente de los monjes y se alojaban en lugares separados de ellos. Durante su mandato la reforma se trasladó a todos los monasterios de Alemania, pero no pudo conseguir una federación según el modelo de Cluny. Murió en Hirsau, donde fue venerado hasta la supresión del monasterio en 1535. Tiene culto local.

Santo Tomás de Terreto. M. c. 1100. 
(it.: Tommaso di Terreti).
Gemelo
Martirologio Romano: En el monasterio de Santa María de Terreto, cerca de Reggio Calabria, santo Tomás, abad.
Fue monje y abad basiliano (hegúmeno) bizantino de la antigua abadía de Santa María Theotokos de Terreti en Reggio Calabria (Italia). En la tradición popular se le recuerda por su piedad. Transcurría muchos días en retiro espiritual y penitencial en algunas de las grutas escavadas que todavía hoy se pueden ver en la parte norte de Terreti sobre la carretera que va hacia Santa Domenica. Tiene culto local.

Santas Teresa Chen Jinxie y Rosa Chen Aixie. M. 1900.
(Teresa Chen Tinjieh, Teresa Tchen Kai-Tsie). De la isla de Tera. Cosechadora. Ardiente como el verano.
(Rosa Chen AijiehRosa Tchen Kai-Tsie). Gloria, rosa.
Martirologio Romano: Cerca de Huangeryin, en la región de Ningjinxian, en la provincia china de Hebei, santas hermanas Teresa Chen Jinxie y Rosa Chen Aixie, vírgenes y mártires, quienes, en la persecución desencadenada por el movimiento de los Yihetuan, para salvaguardar el honor de su virginidad y su fe cristiana, hicieron frente valientemente a las atrocidades de sus perseguidores y murieron alanceadas por sus verdugos.
Ambas pertenecía a la comunidad cristiana del pueblo de Tong-Kia-Tchoang. Cuando tuvieron noticias ciertas de las atrocidades que cometieron los bóxers, un grupo de fieles de esta comunidad, entre ellas estas dos hermanas, se montaron en un carro y salieron en dirección a Tan Kyu, la población que los misioneros habían fortificado en un intento de defender a los cristianos. Durante el viaje una banda de bóxers rodeó el carro y exigió que las jóvenes bajaran del mismo. Protestó uno de los que iban en el carro y le costó la vida en el acto. Entonces ambas muchachas bajaron y se pusieron de rodillas, rezando en voz alta. Un bóxer mató de un golpe de lanza a Rosa y otro a Teresa que quedó tendida en tierra desangrándose. Seguidamente los bóxers se marcharon. Recogidos los cadáveres y a Teresa que estaba herida, el carro prosiguió su marcha, pero Teresa expiró poco después. Tenía 25 años. Ambas fueron canonizadas el 1 de octubre de 2000.