16 de julio de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:


San Antíoco de Sebaste. s. III - IV. 
Martirologio Romano: En Anastasiópolis, de Galacia, san Antíoco, mártir, hermano de san Platón.
Junto con Ciriaco. El antiguo Martirologio Romano decía: "En Sebaste, la pasión de san Antíoco el médico que fue decapitado bajo el gobernador Adriano; y cuando de la cabeza cortada salió leche en vez de sangre, Ciriaco, el verdugo, se convirtió y sufrió también el martirio".  
Su pasión relata que el médico Antíoco, natural de la ciudad de Sebaste y hermano del célebre mártir san Platón, mientras curaba a los enfermos por las ciudades de Galacia y de Capadocia, fue arrestado por ser cristiano por el prefecto Adriano. Sufrió muchas clases de torturas y siempre salió indemne hasta que fue decapitado y de su cabeza salió sangre y leche. Ante este prodigio el verdugo Ciriaco se convirtió e inmediatamente fue también decapitado. 

San Atenógenes. M. 305. 
Martirologio Romano: En Sebaste, de Armenia, san Atenógenes, corepíscopo y mártir, que dejó a sus discípulos un himno en el que habla de la divinidad del Espíritu Santo, y que fue arrojado al fuego por ser cristiano.
El antiguo Martirologio Romano dice: "En el Ponto natal de Atenógenes, un anciano teólogo que, mientras estaba para consumar su martirio en el fuego, cantó un himno de gozo que dejó escrito a sus discípulos". Este himno, según san Basilio, es el "Phoshilaron" que forma parte de las Vísperas de la liturgia bizantina.  
Corepíscopo de Hieraclópolis. Mártir en Sebaste (Armenia), durante la persecución de Diocleciano, junto diez discípulos, que dejó a sus discípulos un himno confesando la divinidad del Espíritu Santo y que fue condenado a morir en la hoguera. 

San Helerio. s. VI. 
Martirologio Romano: En la isla de Jersey en el mar del Norte, san Helerio, eremita, que según se narra fue martirizado por los piratas
Natural de Tongres (Bélgica), nació en el seno de una familia pagana; cuando conoció el cristianismo se retiró como ermitaño en la región de Contentin, atraído por la fama de san Marculfo, vivió en la isla de Jersey o Cesárea del mar del Norte, y fue decapitado por los piratas paganos a los que intentaba convertir. 
Su vida está plagada de leyendas y milagros portentosos. Es el patrón de la isla de Jersey, así como de su capital Saint-Hélier. Muy venerado en la zona del canal de la Mancha.   

Santos Monulfo y Gondulfo. s. VI. 
Martirologio Romano: En Maastricht, en la ribera del Mosa, de Brabante, en Austrasia, santos Monulfo y Gondulfo, obispos.
Monulfo fue el XIº obispo de Tongres y trasladó la sede episcopal a  Maastricht, dejando una fuerte impronta de virtud. Murió en el 599. Gondulfo fue su sucesor y murió el 16 de julio del 607. Ambos honraron la memoria y el culto a san Servacio, fundador de la diócesis de Tongres. Sus cuerpos reposan en la cripta de la basílica de San Servacio de Maastricht. Se les venera en Brabante.

S. Reinildis
Santos ReinildisGrimoaldoGondulfo. M. 680. 
Martirologio Romano: En Saintes en Hainault, actualmente en territorio belga, santos mártires Rainildis, virgen, y Grimoaldo y Gondulfo, que se narra que fueron asesinados por unos brigantes
Reinildis nació en el actual pueblo de Kontich en Bélgica. Hija de santa Amalberga, hermana de santa Gúdula y de san Ableberto. Monja en la abadía de Saintes en el Hainaut. Peregrinó a Tierra Santa y a su regreso, dos años después, llevaba algunas preciosas reliquias. Fue martirizada en Saintes, junto con sus servidores: el clérigo Grimoaldo y el laico Gondulfo, por los hunos o frisones orientales; otros autores dicen que murió en en Saintes de Hales o en Kontich de Amberes, por unos ladrones. 

San Sisenando. (c.825 - 851). 
Martirologio Romano: En la ciudad de Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, san Sisenando, diácono y mártir, decapitado por los sarracenos por su fe en Cristo.
Nació en Beja, hoy Portugal, o en Badajoz. Marchó a Córdoba a estudiar, porque todos sabían que en la ciudad andaluza estaban los mejores maestros de la cristiandad. Estudió letras y se entregó con entusiasmo al servicio de Dios. Fue consagrado diácono de la iglesia de San Acisclo de Córdoba. 
Un día, mientras arreciaba la persecución contra los cristianos cordobeses en tiempos del emir Abderramán II, se presentó ante el juez para confesar su fe, porque dijo que los mártires santos Pedro y Walamboso que habían muerto ese año se le habían aparecido y le habían invitado al martirio. Fue encarcelado inmediatamente. A los pocos días un tropel de soldados llegó a la celda y la emprendieron a palos contra el pobre diácono. Después lo llevaron de nuevo ante al juez, y éste mandó decapitarlo allí mismo. Los musulmanes dejaron el cuerpo de Sisenando a la entrada de la cárcel para que fuese despedazado por los perros. Lo que quedó de él lo arrojaron al Guadalquivir y unas mujeres lo encontraron entre la grava del río. Está enterrado en la iglesia de San Acisclo de Córdoba. Patrón de Beja. 

Santa Elvira de Öhren. s. XI/XII. 
Hay un Breviario del siglo XIV, en la Biblioteca del Estado de Tréveris donde se relata que hubo una Elvira que vivió en los siglos XI-XII, que fue primero mónja y depués abadesa del monasterio de Öhren. A su muerte tuvo el culto de las vírgenes. No se sabe más de ella.

Simón da Costa. Beato. M. 1570. 
Martirologio Romano: Pasión del beato Simón da Costa, hermano coadjutor de la Compañía de Jesús, que fue martirizado por odio a la Iglesia en la nave “San Jacobo”, un día después que los otros religiosos con los que iba
Natural de Oporto en Portugal. Novicio coadjutor jesuita. Mártir en Tazacorte, fue el último en morir. 

Santos Lang YangzhiPablo Lang Fu. M. 1900. 
Martirologio Romano: En la localidad de Lüjiapo junto a Qinghe en la provincia de Hebei en China, santos Lang Yangzhi, catecúmena, y Pablo Lang Fu, su hijo, mártires, que durante la persecución de los bóxers, al profesarse cristianos, murieron mártires por Cristo en su casa a la que habían incendiado
Lang Yangzhi había nacido en el seno de una familia pagana. Se casó con un cristiano y se sintió atraída por esta religión. En 1893 tuvo un hijo al que bautizó con el nombre de Pablo. Era una mujer todavía catecúmena, pero vivia el evangelio como si estuviera bautizada. 
Cuando los bóxers llegaron a su pueblo de Lu-kia-Puo, su marido pudo huir y esconderse, pero indicada su casa como cristiana, le exigieron que declarara que no era cristiana pero ella profesó la fe impávida; entonces fue atada a un árbol sin que los vecinos pudieran hacer nada para salvarla. Cuando llegó su hijo Pablo Lang Fu, le ataron con su madre. Ella animó a su hijo para que perseverara en la fe y diera su vida por Cristo. Los bóxers incendiaron la casa y a ellos clavándoles las lanzas los lanzaron al fuego. Tenía 29 años. 

Santa Teresa Zhang Hezhi. M. 1900. 
Martirologio Romano: En Zhangjiaji, pueblo de Ningjin, también en la provincia china de Hebei, santa Teresa Zhang Hezhi, mártir, que durante la misma persecución, habiendo sido llevada a una pagoda pagana, se negó a adorar a los ídolos, por lo que ella y sus dos hijos fueron alanceados.
Era una viuda cristiana, madres de un hijo y dos hijas. Al llegar los bóxers al pueblo, se escondió junto a sus hijos, fue detenida y conminada a apostatar, de lo contrario la matarían a ella y a su familia. Se negó firmemente a apostatar. Con sus dos hijos fue colgada en lo alto de un mástil hasta la muerte, por no querer adorar a los ídolos de la pagoda y rematados a golpe de espada. Otra de las niñas la arrebató un pagano que se quedó con ella. Murió en Shanxi. Tenía 36 años. Fue canonizada por el papa Juan Pablo II el 1 de octubre de 2000.