13 de julio de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:


Esdras. s. IV - V a. C. (Antiguo Testamento).
Martirologio Romano: Conmemoración de san Esdras, sacerdote y escriba, que, vuelto de Babilonia a Judea en tiempo de Artajerjes, rey de los persas, congregó al pueblo que estaba disperso y puso gran empeño en que se conociese, se cumpliese y se enseñase en Israel la Ley del Señor.
Era escriba y sacerdote judío, nacido en Babilonia durante la cautividad, en tiempos de Artajerjes. Hacia el 397 a. C. obtuvo el permiso de llevar el grupo de exiliados a Jerusalén, hizo reconstruir la muralla de la ciudad, la reedificación del templo y se entregó al estudio de la Ley para enseñarla al pueblo y que la cumpliera. 

San Serapión de Alejandría. M. c. 195. 
Martirologio Romano: En Alejandría de Egipto, san Serapión, mártir, que bajo el emperador Septimio Severo y el gobernador Aquila obtuvo en la hoguera la corona del martirio

San Mirope de Chíos. M. 251. 
Martirologio Romano: En la isla de Chíos, santa Mirope, mártir.
Nació en la isla griega de Quío, y a menudo peregrinaba a la tumba de los mártires. Acusada de esconder el cuerpo del mártir san Isidoro, admitió haberlo hecho, fue flagelada y murió en la cárcel a consecuencia de estas torturas.

San Alejandro y 30 compañeros soldados. M. c. 303. 
Filomelio (hoy Askeshir)
Martirologio Romano: En Filomelio en Frigia, en la actual Turquía, santos Alejandro y treinta soldados, mártires, que se dice sufrieron el martirio bajo Magno el prefecto de Antioquía de Pisidia
Mártir en Antioquía de Pisidia. Otros autores separan a Alejandro con los 30 soldados martirizados en Frigia (Asia Menor), siendo Magno, prefecto de Antioquía.
El anterior Martirologio Romano decía: "En Antioquía de Pisidia, los mártires Marcos, un pastor, Alfio, Alejandro y Zósimo, sus hermanos, Nicón, Neón, Heliodoro y treinta soldados que gracias a los milagros del beato Marcos creyeron en Cristo y recibieron la corona del martirio de modo y lugares diferentes". Otros autores separan a Alejandro con los 30 soldados martirizados en Frigia (Asia Menor), durante el gobierno de Magno, prefecto de Antioquia de Pisidia. Otros autores solamente señalan a Alfio, Alejandro y Zósimo mártires en Calytane de Pisidia y su celebración es el 28 de Septiembre, pero es el mismo grupo de mártires.

San Eugenio de Cartago. M. 505. 
Martirologio Romano: En Albi, ciudad de Aquitania, trásito de san Eugenio, obispo de Cartago, glorioso por su fe y sus virtudes, que sufrió el destierro durante la persecución desencadenada por los vándalos.
Fue obispo de Cartago en el 481, con la condición de que no interfiriera en los hábitos, las costumbres y las creencias de los arrianos, y de sus obispos, con la pena de exilio de todo el clero africano. Fue el obispo idóneo para aquel momento. No polemizó, no levantó muros entre católicos y arrianos. Se dejó guiar de la caridad y quiso que las iglesias de Cartago fueran abiertas a todos. Pero los arrianos querían borrar a la jerarquía católica y por ellos fue enviado a trabajos forzados a Túnez, junto con algunos jóvenes acólitos. Su fe le ayudó a resistir las presiones gubernamentales. Regresó a Cartago, pero la invasión de los vándalos le valió el destierro en Albí, donde fundó un monasterio y murió. Salutario y Murita presbíteros de su diócesis murieron mártires en Cartago. 

San Turiavo de Dol. (c.650 - c.750). 
Martirologio Romano: En la Bretaña Menor, san Turiavo, abad del monasterio de Dôle y obispo.
Nación en Lanvollon en Bretaña (Francia), otras tradiciones dicen que nació en Poutrécoët, en el borde oriental del bosque de Brocéliande en Bretaña. Se dice que ejercía el oficio de pastor, pero un sacerdote al saber su inclinación a la vida eclesiástica se cuidó de su instrucción hasta que fue ordenado presbítero. Ingresó en el monasterio de Dol y allí se vivió como monje entregado a la contemplación y la vivencia de la regla. El abad y obispo de Dol, san Sansón, lo tomó bajo su protección y lo nombró su sucesor como abad del monasterio y obispo de Dol. En la diócesis de Quimper hay tres parroquias que le están dedicadas: Landivisiau Plogonnec y Saint-Thurien 

San Tomás Tunstal "Helmes". Beato. (1580-1616). 
Martirologio Romano: En Norwich, en Inglaterra, beato Tomás Tunstal, presbítero de la Orden de san Benito, mártir, que en tiempo del rey Jacobo I fue condenado a muerte y ahorcado por haber entrado, siendo sacerdote, en ese país.
Nació en Whinfell, en el seno de una familia noble. Estudió para ser sacerdote en Douai, donde fue ordenado en el 1609. Se dice que era benedictino, pero no está probado. 
Un año después fue enviado a la misión inglesa pronto fue arrestado, así que no pudo hacer ninguna labor efectiva. Pasó de una cárcel a otra durante cinco años, donde pidió el ingreso en los benedictinos, hasta que en 1616 logró huir por una ventana del castillo de Wisbech. Al hacerlo se hirió una mano, y la mujer que lo cuidó se lo contó a su marido, que era juez de paz, que mandó detenerlo. Preso en el castillo de Norwich, se prestó un tal Symons a declarar contra él diciendo que había reconciliado con la Iglesia a dos anglicanos. Ambos declararon que ello era falso, pero esto no impidió su condena ya que se le exigió que prestase juramento de supremacía al rey y él se negó.
No se le permitió hablar a la multitud reunida para su ejecución pero sí pudo, al pie del patíbulo, perdonar al juez de paz que lo había apresado, accediendo a la petición de éste. Pidió por el rey y por la nación y también por el falso acusador. Rogó que su cabeza fuera expuesta en la puerta de San Benito de la población. Fue ahorcado y descuartizado en Norwich.

San Manuel Le Van Phung. (c.1796 - 1859). 
Martirologio Romano: En la ciudad de Chau Doc en Conchinchina, hoy Vietnam, san Manuel Le Van Phung, mártir, padre de familia, que estano en la cárcel, no cesó de exhortar a sus hijos y familiares a la caridad hacia sus perseguidores y murió decapitado por orden del emperador Tu Duc
Natural de Dua Nuoc (Vietnam), padre de familia. Erigió a sus expensas una iglesia, un convento de religiosas y un colegio. Su dinero lo utilizó además para ganarse al subprefecto de la provincia, para que no persiguiera a los cristianos. 
Dos despechados lo denunciaron ante el gobernador de esconder en su casa a un sacerdote católico. Fue detenido cuando se encontró en su casa a un sacerdote vietnamita. Llevado a la cárcel de Chau-Doc siguió haciendo apostolado en la cárcel, exhortando a sus hijos y amigos a perdonar a sus enemigos. Se le presionó para que apostatara pero no se logró de él otra cosa que una firme y sólida confesión de fe en Cristo. Fue ejecutado con el garrote en Cay-Met, junto a Chau Doc, por orden del emperador Tu Duc. Un momento antes de morir recibió la absolución de san Pedro Doan Long Quy, martirizado con él, junto con el cual celebra su festividad el 31 de julio. Su cuerpo, según su deseo, fue llevado a su pueblo, que era una isla, y enterrado en la iglesia. Fue canonizado el 19 de junio de 1988 por SS. Juan Pablo II.

San José Wang Kuiju. (1872-1900). 
Martirologio Romano: En la ciudad de Nangong, también en la provincia de Hebei, san José Wang Kuiju, mártir, que durante la misma persecución prefirió morir gloriosamente por Cristo antes que salvar su vida diciendo, como le sugerían, una pequeña mentira.
Hermano de san Juan Wang Kuixin. Estaban casados y tenían hijos. Eran cristianos convencidos. Cuando llegó la persecución de los bóxers, quisieron poner a su familia a salvo llevándola a la población de Chan-Kia-Tchoang, donde los cristianos se habían fortificado. Allí dejaron a sus familia y volvieron a su pueblo, y por ello entraron en Nankong, donde quisieron comprar comida. Preguntados por sus vecinos si eran cristianos, ellos afirmaron que sí lo era, entonces los vecinos avisaron a los bóxers. Los dos hermanos huyeron, pero José fue encontrado y allí lo mataron. Tenía 37 años. Fue canonizado por el papa Juan Pablo II el 1 de octubre de 2000.

San Pablo Liu Jinde. M. 1900. 
Martirologio Romano: En el territorio de Langziqiao junto a Hengshui en la provincia de los Hebei en China, san Pablo Liu Jinde, mártir, que, de edad avanzada, durante la persecución de los bóxers se quedó como el único cristiano del pueblo; se fue al encuentro de sus perseguidores con un rosario en la mano y el libro de las oraciones, les saludó según el uso cristiano y por esto fue ejecutado en el mismo lugar
Era un anciano de 79 años, que se ganaba la vida como campesino; tenía a su cargo la iglesia del pueblo de Yeng-Tseu-Kiao, y la administración de los intereses temporales de la comunidad cristiana. Fue el único cristiano que quedó en la región durante la persecución de los bóxers, distribuyó todo el dinero entre la comunidad; salió al encuentro de sus perseguidores con el rosario y un libro de oraciones, los saludó al modo cristiano y fue asesinado al instante a golpe de espada. Fue canonizado por Juan Pablo II el 1 de octubre de 2000.

Santa Teresa de Jesús de los Andes. (1900-1920). Carmelita descalza. (Ver) 12 de abril.