7 de julio de 2015

Beato PEDRO TO ROT. (1912-1945).


Martirologio Romano: En el pueblo de Rakunai, en Nueva Bretaña, isla de Melanesia, beato Pedro To Rot, mártir, padre de familia y catequista, que durante la guerra fue apresado por haber seguido ejerciendo su oficio de catequista y sufrió el martirio bajo los efectos de una inyección de veneno letal.


Nació en Rakunai, Papúa Nueva Guinea (antigua isla de Nueva Bretaña, Melanesia), en el seno de una familia cristiana. Fue educado en la misión de los Misioneros de los Sagrados Corazones y obtuvo el diploma que le acreditaba como catequista; prestó sus servicios en la parroquia local. En 1936 se casó con Paula La Varpit, con la cual tuvo dos hijos y estaba embarazada de otro cuando fue martirizado. Era un extraordinario catequista de niños admirado por todos y por los misioneros.
En 1942, cuando el ejército japonés invadió la isla, los misioneros fueron recluídos en un campo de concentración como sospechosos de connivencia  con el enemigo. Así Pedro se convirtió en lider natural de la comunidad cristiana. Reunía a los fieles para la plegaria comunitaria, administraba la eucaristía, continuaba la labor catequética, aconsejaba, bautizaba, y asistía a los matrimonios. 
Los japoneses, a comienzos de 1945, decidieron suprimir toda actividad misionera. Pedro consideró que aquello iba a la ley de Dios, pasó a la clandestinidad. Fue descubierto e interrogado y dejado libre, pero un pagano insistió en denunciarlo como activista cristiano, y fue nuevamente detenido y llevado al campo de Vunaiara, donde recibió la visita de sus padres y familiares y les manifestó su convicción de estar en peligro de muerte. Y en efecto una noche fue asesinado por dos soldados japoneses de los que estaba encargado la guardia del campo. Fue beatificado por SS Juan Pablo II el 17 de enero de 1994. Es uno de los patronos de la JMJ.