14 de junio de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:


Santos Valerio y Rufino. M. c. 287. 
(fr.: Rufin et Valère).
Valerio: Fuerte. Que vale, sano.
Rufino: Rojizo. Gentilicio de Rufo. 
Martirologio Romano: Cerca de Soissons, en la Galia Bélgica, santos Valerio y Rufino, mártires.
De acuerdo con algunos de los relatos, eran dos misioneros que formaban parte del grupo enviado desde Roma para evangelizar aquella región de las Galias. Pero otras narraciones afirman que fueron dos muchachos galoromanos que desempeñaban el cargo de guardianes en los graneros de alguno de los puestos del Imperio a lo largo del río Vesle.
De cualquier manera, lo que interesa es que Valerio y Rufino eran cristianos y practicaban su religión abiertamente en Sissons. Al desatarse la persecución de Diocleciano, los dos jóvenes, al tanto de que eran hombres marcados para un destino fatal, huyeron a esconderse en una cueva de alguno de los bosques vecinos. Ahí se les descubrió y fueron aprehendidos. Después de haber confesado sus creencias, fueron brutalmente azotados y sometidos a diversas torturas que soportaron con entereza; al fin, se les condenó a morir degollados. En el sitio donde fueron sepultados se erigió una iglesia y, con el tiempo, surgió ahí la ciudad francesa de Bazoches. 

San Fortunato de Nápoles. s. IV. 
Afortunado, dichoso. 
Martirologio Romano: En Nápoles, en la Campania, san Fortunato, obispo.
Obispo de Nápoles, Campania en el momento más álgido de la herejía arriana. Hizo todo lo posible para preservar a su diócesis de esta herejía, a pesar de los esfuerzos de los obispos orientales que eran favorables y habían huido del Concilio de Sárdica, y querían arrastrar a la población de su lado. 
Se sabe que construyó una basílica con cementerio, que tomó su nombre, en el valle de Sanità, no muy lejana de las catacumbas de San Gaudioso y que tuvo una gran importancia. En esta basílica fue sepultado. Tiene culto local.

San Proto de Aquileya. M. c. 304. 
Primero.
Martirologio Romano: En Aquileya, en la región de Venecia, san Proto, mártir.
Mártir en Aquileya. Proto aparece mencionado en las «Actas» de Cancio, Canciano y Cancianila, tres hermanos martirizados en la persecución de Diocleciano. En la leyenda Proto es el preceptor de los jóvenes, quien los ayuda a escapar, y quien finalmente muere mártir con ellos.
interior de la catedral de Vienne

San Eterio de Vienne. s. VII. 
(fr.: Éthère de Vienne).
Sereno. Aliento.
Martirologio Romano: En Vienne, en Burgundia, san Eterio, obispo.
XXVIIIº obispo de Vienne, sucesor de san Domnolo. Trasladó el cuerpo de san Desiderio, obispo de Vienne, a la catedral hacia el 620. 

San Mstislav Rostislavich “el Bravo. M. 1180. (Iglesia ortodoxa rusa).
Nació en Novgorod en el seno de los soberanos de Kiev. Fue bautizado con el nombre de Jorge y era hijo del gran príncipe Rostislav-Miguel. En el 1179 los habitantes de Novgorod, lo eligieron por unanimidad como su príncipe, por su coraje y su virtud. 
Por su valor en la guerra se le nombró como “el Bravo”: infundía coraje a sus soldados con el grito: “¡Dios y la justicia están con nosotros! Moriremos hoy o mañana, pero moriremos con honor”. Su gobierno fue breve… El 14 de junio de 1180, gravemente enfermo, ordenó que se le trasladara a la iglesia, donde, después de recibir la Comunión, cerró los ojos y se durmió para siempre.
Fue llorado por su familia y todo el pueblo. Narra la crónica de su vida que “no existía en toda la tierra de Rusia, alguien que no hubiera querido obedecerle y un lugar donde no fuera llorado”. Fue sepultado en el sepulcro del príncipe Vladimir Jaroslavich, constructor de la catedral de Santa Sofía, donde todavía reposa hoy.