10 de junio de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:


Santos Críspulo y Restituto. s. I. 
Se cree que estos mártires murieron durante la persecución de Nerón, probablemente en Roma; Baronio, siguiendo a Rábano Mauro, los sitúa en Palencia. No nos han quedado documentos sobre ellos. 
Según la leyenda de los mártires de Peñaflor en Sevilla, fueron dos cristianos mozárabes, uno presbítero (Restituto) y el otro diácono (Críspulo), que se presentaron al cadí del pueblo de Peñaflor para debatir sobre la religión cristiana y en el asalto dialéctico no faltaron descalificaciones por ambas partes, lo que les valió la muerte por decapitación.

San Getulio. M. 126. 
(Gentulio, Gétulo). 
Dardo.
Tribuno militar. Esposo de santa Sinforosa. Murió mártir a bastonazos en Tívoli, durante la persecución de Adriano, junto con su hermano Amancio y dos oficiales (Cereal y Primitivo) que habían mandado para capturarles y que se convirtieron. En las Actas de de santa Sinforosa, ella dice al juez: "Mi marido Getulio y su hermano Amancio, siendo tribunos tuyos, sufrieron por el nombre de Cristo diversos tormentos, antes de consentir sacrificar a los ídolos, y, como buenos atletas, vencieron, muriendo, a tus demonios." 

San Máximo de L'Aquila. (c. 228 - c.250). 
(it.: Massimo d’Aveia).
Nació en la antigua ciudad de Aveia (cerca de L’Aquila) en el seno de una familia cristiana. Era un diácono, famoso por su celo. Durante la persecución de Decio, compareció ante el prefecto de la ciudad y manifestó su fidelidad a Cristo. Fue torturado cruelmente, pero no consiguieron que apostatara. El prefecto para disuadirlo le ofreció la mano de su hija Cesaria, pero aquellas artimañas no sirvieron para doblegar la profunda fe de nuestro mártir. Fue arrojado por un acantilado cercano a su ciudad natal, otras versiones dicen que fue arrojado desde el punto más alto de la ciudad llamado Círculo o Torre del Templo. 
Quizás por esta causa la ciudad de Aveia (hoy Fossa) fue sede episcopal. Cuando destruyeron esta población, sus reliquias se llevaron a otra ciudad cercana “Civitas Sancti Maximi” y el 10 de junio del 956, el emperador Otón y el papa Juan XII fueron para venerar sus reliquias. En 1256, la sede episcopal y las reliquias fueron trasladadas a la ciudad del L’Aquila y colocadas en su catedral a él dedicada. Patrón de L'Aquila y su archidiócesis.

Santa Oliva de Palermo. (442 - 463).  
Lugar famoso por sus aceitunas. 
Nació en Palermo (Sicilia) en el seno de una familia noble y cristiana. Cuando tenía 13 años, los vándalos de Genserico invadieron Sicilia y arrasaron la ciudad de Palermo. Oliva fue deportada a Túnez junto con otros habitantes de la ciudad. El gobernador quiso seducirla, pero como no obtuvo respuesta la envió a un bosque lleno de fieras. Cuenta la leyenda, que pasaron por allí unos cazadores que la liberaron y al oír las explicaciones de Oliva se convirtieron a la fe cristiana. Recibieron el bautismo y más tarde algunos de ellos murieron mártires por la fe.
Aquella noticia llegó a oídos del gobernador, el cual envió un escuadrón de soldados para capturarla. También ellos escucharon las palabras de esta mujer y se convirtieron. El gobernador estaba furioso, consiguió detenerla y la encerró en el calabozo con orden de dejarla morir de hambre. Pero la fe y la palabra de Oliva hizo que los presos allí detenidos abrazaran la fe cristiana. El gobernador mandó torturarla cruelmente hasta que murió. Tenía 21 años. 
Es venerada por los musulmanes de Túnez que han dedicado una mezquita a su nombre. Su leyenda es muy florida y privada de autenticidad, lo único cierto es que fue deportada y torturada, aunque no murió mártir. Los musulmanes creen que caerán los castigos de Alá quién blasfeme contra la santa. También es muy venerada en España. Patrona de Palermo.


San Censurio de Auxerre. M. 486. 
(Censor. fr.: Censure, Censoir d’Auxerre).
Martirologio Romano: En Auxerre, en la Galia Lugdunense, san Censurio, obispo.
Obispo de Antesiodorum (Auxerre) (448-486). Sucedió a san Germán de Auxerre, por quién tuvo una gran veneración. Fue sepultado en la iglesia de San Germán que él mismo había construido. Otros autores ponen su episcopado entre el 472 y 502.  


capilla de san Itamar en Rochester
San Itamar de Rochester. M. 656. 
(Ithamar, Ythamar, Eadmer).
Guerrero glorioso.
Martirologio Romano: En Rochester, en Inglaterra, san Itamar, obispo, que fue el primero de la región de Kent en ser elevado al orden episcopal, y brilló siempre por la dignidad de su vida y por su erudición.
Nació en Kent, y fue el primer obispo anglosajón de Rochester consagrado por san Honorio, arzobispo de Canterbury, sucediendo a san Paulino. Beda nos dice que, «a pesar de que era un hombre de Kent», tanto en piedad y devoción como en sabiduría, se igualaba a sus predecesores, san Justo y san Paulino, que fueron ambos misioneros italianos traídos por san Agustín.
En 655, San Itamar consagró a un compatriota, Firthona o Diosdado (Deodato), como arzobispo de Canterbury. Parece que su muerte tuvo lugar al año siguiente. Le cabe el honor de ser el primer obispo de nacionalidad inglesa. Debido a la fama de haber poseído el don de obrar milagros, varias iglesias fueron dedicadas en su honor y sus reliquias fueron colocadas en un santuario, en 1100. Lo poco que sabemos sobre san Itamar deriva casi completamente de Beda, de su obra «Ecclesiastical History». Tiene culto local.

San Landerico de París. M. c. 657/61. 
(fr.: Landry de Paris).
Poderoso en su patria. 
Martirologio Romano: En París, ciudad de Neustria, san Landerico, obispo, de quien se cuenta que, en tiempo de hambre, para atender a los pobres enajenó los ornamentos de la iglesia, y que edificó un hospital junto a la iglesia catedral.
Refrendario de Clodoveo II. Obispo de París, desde el 650 hasta su muerte. Antes de que san Landerico gobernase la diócesis, no había en París otras facilidades para atender a los pobres que unas cuantas hospederías y «matriculae» que, para sostenerse, día con día, dependían exclusivamente de las cotidianas limosnas. Se le atribuye la fundación del primer hospital propiamente dicho que hubo en París, cerca de la catedral de Notre Dame y dedicado a San Cristóbal. Posteriormente, aquel pequeño centro de beneficencia se desarrolló hasta convertirse en la gran institución del Hótel-Dieu, que durante muchos siglos fue famosa en todo el mundo. 
Era un hombre muy sencillo, de profunda devoción, que se distinguió particularmente por su gran amor a los pobres. En tiempos de hambre vendió todas sus cosas y los vasos sagrados para atender a los pobres. En el año 653, el obispo Landerico eximió de su jurisdicción episcopal a la abadía de Saint Denis. Tiene culto local.

urna relicario de san Maurino
San Maurino de Colonia. Siglo desconocido.
Desgraciadamente los hagiógrafos no se han puesto de acuerdo sobre este santo y su figura se ha puesto en duda en varios aspectos.
En el 966, durante la recostrucción de la iglesia de San Pantaleón de Colonia, fueron encontradas las reliquias de san Maurino con un epitafio, en la que se ensalzaba la virtud del santo, y era recordado como abad que fue asesinado en el atrio de aquella iglesia; no indicaba ni la fecha, sólo el mes de Junio. Su fiesta es celebrada a título local en la diócesis de Colonia.

San Bogomilo de Gnesen. M. 1182. 
(Teófilo, Bogomil, Bigomilfo, Bogomilo. pol.: Bogumil z Dobrowa).
Amigo de Dios. 
Martirologio Romano: En Dobrowo, en Polonia, muerte de san Bogumilo, obispo de Gniezno, que, después de renunciar a su sede, llevó en este lugar vida eremítica y llegó al fin de sus días consumado por la austeridad que practicaba.
Natural de Drobrowo (Polonia) y parece que descendía de la familia de Adalberto, obispo de Gniezno. Después de haber realizado los estudios en Gniezno, bajo la tutela de su tío el arzobispo Juan, y en París. Cuando regresó a Polonia, destinó parte de sus bienes para la construcción de la iglesia de Drobrowo. Aconsejado por su tío, fue ordenado sacerdote. Fue párroco en su ciudad natal, después deán del Capítulo de la catedral de Gniezno, donde al morir su tío lo sucedió como arzobispo de Gniezno (Polonia) (1167-1172). 
En este cargo fundó la abadía cisterciense de Koronowo, de la que fue abad. Su clero le prestaba poca atención y le despreciaba a pesar de su sabiduría y su celo. Dotado de un gran espíritu contemplativo, aspiró a seguir las huellas de Romualdo. Obtuvo el permiso del papa Alejandro III, renunció, en 1172, al arzobispado, e ingresó en los camandulenses en Uniejow. Después de ser confortado con una visión de María, murió en Dobrowo. Está enterrado en la iglesia parroquial de la Santísima Trinidad de Dobrowo. Hay serias dudas que fuera arzobispo, y se piensa que fue abad solamente. Tiene culto local.


Beatos Tomás Green y Gualterio Pierson. M. 1537. 
(ing.: Thomas Green). Gemelo.
(ing.: Walter Pierson). Dominio o comandante de ejército. Guerrero esforzado. 
Martirologio Romano: En Londres, en Inglaterra, beatos mártires Tomás Green, presbítero, y Gualterio Pierson, monjes de la Cartuja de esa ciudad, los cuales, por haberse opuesto al rey Enrique VIII en sus pretensiones de supremo moderador en asuntos eclesiásticos, fueron encerrados en lóbrega cárcel, donde murieron de hambre y enfermedad.
Tomás Green era miembro del Saint John’s College de Cambridge; hizo los votos monásticos y fue ordenado sacerdote en la cartuja de Londres. Gualterio era cartujo lego de la misma cartuja. Todos en la cárcel londinense de Newgate junto a cuatro compañeros, por haberse opuesto al rey Enrique VIII en sus pretensiones de supremo moderador en asuntos eclesiásticos, fueron encerrados en lóbrega cárcel, donde murieron de hambre y enfermedad. Fueron beatificados el 29 de diciembre de 1886 por SS León XIII.

Beato José Manuel Claramonte Agut. (1892 - 1938). 
El acrecentará. Añadido. Crecimiento.
Martirologio Romano: En Vall d'Alba, en Castellón, España, beato José Manuel Claramonte Agut, presbítero de la Hermandad de Operarios Diocesanos y mártir, que en la persecución religiosa de época de la Guerra Civil consumó su sacrificio.
Nació en Almazora (Castellón), diócesis de Segorbe-Castellón. Ingresó en la Hermandad de los Operarios Diocesanos en Tortosa y fue ordenado sacerdote. Como muchos de sus compañeros fue perseguido por ser sacerdote y fue asesinado la víspera de su cumpleaños en Vall d'Alba (Castellón) diócesis de Tortosa, en la actualidad diócesis de Segorbe-Castellón. 
De él son estas afirmaciones sobre quién tuvo más responsabilidad en los crímenes revolucionarios: “Los leales a Azaña y Martínez Barrio. Puede ser que se molesten los aludidos tiranos y reclamen para sí toda la gloria por los centenares de miles de asesinatos cometidos en el territorio sobre el que se arrogan la suprema autoridad. Porque con su autoridad fueron convocados los asesinos; en nombre de la misma autoridad se les dieron las armas a sus leales sanguinarios; el criminal silencio de la autoridad aprobó la detestable conducta de los milicianos, y la manifiesta impunidad del Gobierno alentó los bajos instintos de sus satélites. Admitimos que los principales y casi únicos responsables de los asesinatos son Azaña y Martínez Barrio; pero alguna parte corresponde a los miserables asesinos que, aunque obrasen como instrumentos de la llamada autoridad, no puede eximirse de la responsabilidad que de sus propios actos corresponde a todo ser humano. La lista de los abominables hechos es muy larga y espeluznante en sus detalles”. 
Está enterrado la iglesia de los Operarios en Tortosa. Fue beatificado el 13 de octubre de 2013 en Tarragona, durante el pontificado de Francisco.