22 de mayo de 2015

San ATÓN DE PISTOYA. (1070/80 - 1153).

(Antón, Attho, Athon)
Nobleza, Dios, sol.

Martirologio Romano: En Pistoya, en la Toscana, san Atón, obispo, que había sido abad en la Orden de Vallumbrosa y luego fue puesto al frente de esta Iglesia.

Natural de Badajoz (algunos escritores italianos dicen que era de Pescia, Florencia); se hizo benedictino de Vallombrosa y fue abad general de la congregación que poco tiempo antes había fundado san Juan Gualberto. Durante su gobierno se fundaron el monasterio de San Donato in Borgo en Siena y una nueva comunidad monástica, en la diócesis de Cremona, en un lugar conocido como Torre Trentina, junto a una iglesia dedicada a san Vigilio.
Fue versado en las Sagradas Escrituras, se dedicó a los estudios bíblicos reeditando un "Comentario" o "Libro sobre las Epístolas", hoy perdido; escribió las biografías de san Juan Gualberto y del beato Bernardo de los Ubertos. 
Fue nombrado obispo de Pistoya (1134), en la Toscana, con bula de Inocencio II. Atón continuó a observar la regla de la Orden, de la que se cuidó de sus intereses con su presencia en los capítulos y siguiendo con el encargo de visitador de los monasterios. La Santa Sede tuvo por él una gran estima y se sirvió de él como árbitro en misiones difíciles. Como cuando durante el pontificado de Honorio II pidió perdón a los florentinos después de la demolición de la fortaleza de Fiesole; así como en nombre del papa Celestino II tomó parte en la disputa entre el arzobispo de Pisa y el obispo de Lucca sobre la jurisdicción sobre el castillo de Valda; en las disputas entre los canónigos pisanos y el abad del Monasterio de San Lussorio (San Rossore) por la posesión del bosque de Tumulo (Tombolo). Ejerció con gran celo su oficio episcopal subvencionando tres hospitales, entre ellos uno construido por él y dotado en honor de Santiago. El culto hacia el apóstol, era ya vivo en Pistoya, se acrecentó con la donación de una reliquia (una parte del cráneo) por parte del arzobispo Diego Gemirez y de su capítulo compostelano al obispo y a la catedral de Pistoya, tramitado por Rainiero, diácono de la iglesia pistoyese de San Zenón que dirigía como "magister scholasticus" el estudio de la canónica de Santiago en Galicia. Atón escribió una obra sobre el santuario de Compostela. 
Fue un celoso pastor de almas y defensor de los derechos de la Iglesia; combatió contra las investiduras, la simonía y el nicolaismo. Brilló por su caridad con los más pobres y marginados de la sociedad, así como por su piedad. Su cuerpo incorrupto se encuentra en la catedral de Pistoya. El 24 de enero de 1605, el papa Clemente VIII confirmó su culto.