2 de mayo de 2015

San ANTONINO PIEROZZI. (1389 - 1459).

(Antonino de Florencia)
Aquel que está entre los santos.

Martirologio Romano: En Florencia, en la región de la Toscana, en Italia, san Antonino, obispo, quien, después de llevar a cabo una labor de reforma en la Orden de Predicadores, se consagró con diligencia al ministerio pastoral de su diócesis, resplandeciendo por su santidad y por su provechosa y sistemática predicación.

Florentino de la familia Pierozzi, su padre, Niccoló, era notario, y su madre se llamaba Tommasa di Cenni; bajito y macilento; cuando era niño, se presentó ante el beato Juan Domenico, para pedirle ingresar en la Orden de Predicadores, pero éste le consideró no adapto para la vida del claustro y le dijo: "Vuelve otro año, cuando te hayas aprendido de memoria todas las Decretales -"Decretum Gratiniani"-  (que eran miles)". Al año siguiente volvió con todo aprendido de memoria y tuvo que se acogido en la Orden. Ingresó en el convento de Santa María Novella de Florencia, como postulante, y a los 16 años ingresó como novicio en el convento de Cortona, con vistas  una futura comunidad que sería el centro de la reforma: Fiesole. 
San Lorenzo de Ripafratta, le instruyó en Cortona. Emitido los votos, en 1406 fue trasladado a Fiesole, donde en 1413 fue ordenado sacerdote. Tenía fama de hombre de fe y de oración. Fue prior de los conventos de Foligno, Cortona, San Domenico de Fiesole (1421) y Nápoles; luego fue elegido prior de la comunidad más importante de la Orden: del convento de la Minerva en Roma (1430); aquí fue auditor de a Rota y maestro destacado de derecho canónico. Y, en 1437, fue designado vicario general de la reforma italiana. 
En 1436 fundó San Marcos en Florencia, donde también fue prior y entre cuyos monjes se encontraba, el beato Juan de Fiesole (fra Angélico), al que mandó que decorase algunas de las estancias. En San Marcos creó un centro de estudios para el clero y para los cristianos de Florencia: su biblioteca fue la primera abierta al público en Europa (1443); en este tiempo escribió la primera "Suma de Teología Moral" que se publicó. También publicó "Chronicón". Se le considera el mayor moralista del siglo XV.
En el 1439, se convocó el Concilio ecuménico de Ferrara-Florencia y en 1446, el papa Eugenio IV lo nombró arzobispo de Florencia, que sentía tal veneración por nuestro santo, que cuando sintió la proximidad de su muerte lo llamó a Roma para pedirle su bendición. Se dio conocer por su caridad y celo apostólico, y por una austeridad de vida hasta su muerte. Fue un arzobispo tan ecuánime, que el papa Adriano VI le llamaba Antonino "el Consejero". Para ayudar a los pobres vergonzantes había fundado la “Sociedad de los buenos hombre de San Martín”. Hizo muchas visitas pastorales, algo insólito para la época. Luchó contra el poder absolutista de Cosme de Médicis, y lo excomulgo dos veces, una por querer aplastar las leyes de la República y la otra por atentar contra su vida. Escribió defendiendo el trabajo como derecho del hombre, y no como afrenta. 
Fue canonizado el 31 de mayo de 1523 por el papa Clemente VII. Desde 1969 su culto se ha limitado a los calendarios locales. Copatrono de Florencia.