19 de mayo de 2015

Beata HUMILIANA DE CERCHI. (c.1220 - 1246).

(Emiliana).

Martirologio RomanaEn Florencia, en la región de Toscana, beata Humiliana, de la Tercera Orden Regular de San Francisco, que como esposa soportó muy malos tratos con una paciencia y una mansedumbre admirables, y luego, habiendo enviudado, se entregó de lleno a la oración y a las obras de caridad.

Nació en Florencia, en el seno de una poderosa y rica familia. Se casó a los 16 años y soportó con paciencia los malos tratos que le propició sus marido y del que tuvo dos hijas. Su marido le prohibió que hiciera obras de caridad, y ella a escondidas, junto con su cuñada Ravenna, logró burlar la prohibición del marido, y para hacerlo prescindió de las joyas y adornos personales. Después de la muerte prematura de su marido al que logró convertir con paciencia y solicitud, se dedicó a la educación de sus hijas, pero éstas fueron reclamadas por la familia de su marido.
Quiso hacerse religiosa pero no fue recibida ni en las Mendicantes de Florencia, las Dominicas de San Jacopo de Ripoli y las Clarisas de Monticelli. Tal vez también para contrarrestar el deseo del claustro, su padre Ulivieri le negó la dote, condenándola a una total dependencia y a un papel de pasiva inutilidad en la economía doméstica. Convertida en huésped indeseado en la familia, que gracias a los matrimonios se abría un complejo juego de alianzas, Humiliana, vio incluso peligrar el espacio familiar necesario para su devoción privada.
Logró licencia de su padre para retirarse en una torre de la casa paterna, en pobreza y penitencia y dedicada a las obras de misericordia. Se hizo la primera Terciaria franciscana claustral de Florencia y se entregó intensamente a la oración y obras de caridad. Humiliana dio testimonio de pobreza evangélica, de amor a Dios y al prójimo. Asistida por los franciscanos, murió a los 27 años en Florencia. Su culto fue aprobado por Inocencio XII el 24 de julio de 1694.