27 de abril de 2015

San LIBERAL DE TREVISO. M. c. 400.

Libre.

Martirologio Romano: En Altino, en el territorio de Venecia, san Liberal, eremita.

Nació en Altino en el Veneto italiano. Pertenecía a una familia noble pagana del grado ecuestre. Recibió el bautismo de manos de san Heliodoro, obispo de Altinum. Según la leyenda, al estudio de la doctrina cristiana, a la oración prolongada y a las duras mortificaciones de la carne, él unió la asistencia de los pobres y enfermos y dedicó su vida a combatir la herejía arriana, por ello sufrió persecuciones y vejaciones. Fue encarcelado pero liberado por el pueblo. 
Cada día asistía a Misa y cada domingo comulgaba, y solamente este día comía y el resto de la semana ayunaba. Al crecer la oposición de los paganos y de los arrianos, san Heliodoro confió su sede al obispo Ambrosio y se retiró a las islas de la laguna. Liberal, que se había quedado para defender a los cristianos católicos, después de algún tiempo, preocupado de la incapacidad de Ambrosio para luchar contra los paganos y herejes, decidió ir al encuentro de Heliodoro, pero quiso primero pedir luz al Señor. Mientras oraba en la catedral se adormeció y en el sueño se le apareció su ángel custodio en forma de hombre y de aspecto resplandeciente, que le animó y le anunció su cercana muerte. Liberal, visitó por última vez las iglesias de la ciudad y de los contornos, marchó a Castrazone donde había una iglesia dedicada a san Lorenzo. No encontró la manera de llegar a la isla donde estaba san Heliodoro y por ello decidió vivir como ermitaño; pero enfermó gravemente y murió. El clero y el pueblo lo sepultaron en la iglesia dentro de una tumba de mármol. Patrono de la diócesis de Treviso. Tiene culto local.