2 de abril de 2015

San EUSTASIO DE LUXEUIL. (560-625).

(Eustaquio).
De buena firmeza. 

Martirologio Romano: En el monasterio de Luxeuil, en Burgundia, san Eustasio, abad, discípulo de san Columbano, que fue padre de casi seiscientos monjes.

Discípulo favorito y sucesor de san Columbano en la abadía de Luxeuil en el 625. El monasterio de Luxeuil fue centro de expansión de vida monástica. Su regla estaba basada en el monacato irlandés; se prescribía un ascetismo riguroso y fomentaba un género de vida con tendencia al particularismo. Una de las manifestaciones de dicho particularismo estaba en la diferente fecha de celebración de la Pascua que adoptaban, y que no estaba en armonía con la establecida con Roma o la de Francia. Ésta fue la causa por la que la reina Brunequilda expulsó a san Columbano con un grupo de monjes en el 616; entre los monjes desterrados se hallaba Eustaquio. Fueron bien acogidos por Clotario II rey de Neustria: estuvieron también en el sur de Alemania.
Hacia el 612 Eustaquio pudo regresar a Luxeuil y fue nombrado abad; con su ejemplo se multiplicaron las vocaciones en la vida benedictina. Clotario II, le pidió que fuera al monasterio de Bobbio para convencer a Columbano para que se fuera al reino de Neustria, pero no lo consiguió. Dirigió a unos 600 monjes y durante su gobierno, su monasterio fue forja de obispos y santos. Realizó misiones entre las tribus bárbaras situadas en las riberas del Doubs, afluente del Saôna, después se fue al territorio de Baviera, acompañado por san Agilo. En un monasterio tuvo que enfrentarse con el monje Agrestio simpatizante nestoriano, el monje fue condenado en un concilio celebrado en Mâcon; sus grandes méritos se acrecentaron en la enfermedad, con un mes entero de increíbles sufrimientos.