17 de marzo de 2015

Santa GERTRUDIS DE NIVELLES. (c.626 - 659).

(Cutubila).
Fuerza de lanza.

Martirologio Romano: En Nivelles, en Brabante, santa Gertrudis, abadesa, la cual, nacida de muy preclara estirpe, recibió de San Amadeo el sagrado velo de las vírgenes, presidió sabiamente el monasterio construido por su madre y, asidua en la lectura de las Escrituras, consumió su vida con la austeridad de vigilias y ayunos.

Nació en el palacio de Landen (hoy Limburgo), Bélgica. Hija de santos Pipino de Landen y de Ida de Nivelles. La leyenda dice que huyo de un pretendiente que la obligaba a casarse a propuesta del rey Dagoberto I. Eligió la vida religiosa a raíz de la muerte de su padre, que construyó el convento de Nivelles en Brabante (Bélgica), para su esposa y su hija. Parece que este monasterio femenino lo había fundado su madre, a instancias de san Amando de Elnone (se trata de la fundación monástica más antigua de los Países Bajos). 
Su madre no quiso ser la primera abadesa e insistió en que lo fuera la hija, a pesar de que contaba solamente 20 años, era el 652. Como abadesa destacó por su espíritu apostólico, porque así se lo había aconsejado san Amando. Se distinguió por su sabiduría, religiosidad, austeridad de vida y por su amor a los pobres y peregrinos. Llamó a los monjes de Irlanda para la instrucción bíblica de sus religiosas y la evangelización del país, especialmente con los hermanos santos Foillano y Ultán, hermanos de san Furseo. En el 652 murió su madre, entonces Gertrudis para dedicarse con mayor libertad a la contemplación y lectura de las Sagradas Escrituras y a sus rígidas penitencias, confió a los monjes la administración de los asuntos externos, dejándose ayudar por las hermanas más valiosas para los internos. 
A los 30 años renunció a su cargo en favor de su sobrina santa Vulftrude, y vivió tres años como simple monja dedicada a la oración y a la mortificación. Maestra de santa Gúdula. Murió a los 32 años. Su leyenda se enriqueció con algunos rasgos copiados de la diosa Freya. Su fama de santidad se extendió durante toda la Edad Media. Sus restos depositados en el monasterio de Nivelles, fueron destruídos por los bombardeos alemanes durante la II Guerra Mundial. Es patrona de los gatos y abogada contra las plagas de ratones.