8 de marzo de 2015

San VEREMUNDO DE IRACHE. (c.1020 - 1095).

(Bermudo)
Guerrero valiente. Primavera del mundo.Verdaderamente limpio.

Martirologio Romano: En la ciudad de Estella, en Navarra, san Veremundo, abad de Irache, el cual, habiendo abrazado desde joven la vida monástica, estimuló a sus monjes a buscar la perfección con su ejemplo y con ayunos y vigilias.

Nació en Arellano o en Villatuerta en Navarra, en el seno de una familia campesina. Ingresó en la abadía benedictina de Santa María de Irache, donde era abad su tío Nuño. Aquel monasterio era uno de los más célebres de España. Y allí, Veremundo empezó a trabajar en serio por hacerse santo. Lo que llamó la atención, era el apego que tenía a los pobres. Su tío, tuvo que llamarle la atención no pocas veces, porque vaciaba el convento para dar de comer a los pobres. Murió su tío, y entonces el sobrino fue nombrado su sucesor, a pesar de su corta edad, de su poca experiencia y de sus protestas, era el año 1056.
Veremundo se hizo famoso por su caridad entre los peregrinos del Camino de Santiago, y por el hospital allí fundado en el 1054 por su tío Nuño. El monasterio de Santa María de Irache, durante su abadiato, se constituyó en centro de espiritualidad y cultura, desde Nájera a Pamplona; lo mismo para el pueblo que para sus reyes, Sancho Garcés y Sancho Ramírez que se honraron con su amistad. Son más de 20 las casas religiosas que se asociaron a Irache en estos años. Se distinguió por su caridad hacia los pobres y por su forma de recitar el Oficio Divino. En la controversia sobre el uso del rito mozárabe consiguió que Roma no lo suprimiera.
La leyenda dice que era tan amante de María, que un día vio bajar un globo de estrellas sobre un cerro. El rey mandó que allí mismo levantaran una población, al que llamó Estella. También se cuentan multitud de milagros, de dudosa autenticidad, como el que en un tiempo de hambruna, fueron al monasterio 3.000 personas para pedir al santo abad, comida, pero Veremundo que se encontraba celebrando misa, pidió a Dios por su gente, y bajó una paloma que se posó en cada una de las cabezas de los asistentes y todos volvieron saciados a su casa. Murió en el monasterio de Irache. Tiene culto local.