23 de febrero de 2015

San WILLIGISO DE MAGUNCIA. M. 1011.

(Willigis, Viligiso, Wiligiro, Wiligiso, Wiligro)
Lanza de la voluntad.

Martirologio Romano: En Maguncia en Franconia en Alemania, san Willigiso, obispo, insigne por el celo pastoral

Nació en Schöningen, en la Baja Sajonia. Aunque de origen humilde, recibió una buena educación, y por la influencia del obispo Volkold de Meissen entró en el servicio de Otón I y más tarde, fue canónigo de la catedral de Hildesheim donde llamó la atención del emperador Otón II, que le nombró su capellán y, en el 971, le nombró canciller del Imperio. Otón II, en 975, le hizo arzobispo de Maguncia y Archicanciller del Imperio, posición en la cual rindió valuables servicios al estado. Al estar bien educado, demandó una buena educación de sus clérigos. Fue conocido como un buen y fluido orador. En el 975 recibió el "palium" de Benedicto VII y fue nombrado Primado de Alemania.
Como tal, en la Navidad de 983, coronó a Otto III en Aachen, y en junio de 1002, coronó a san Enrique II en Maguncia; presidió el sínodo de Frankfort en 1007, en el cual veinticinco obispos firmaron la "Bula de Juan XVIII" para constituir la diócesis de Bamberg. Posiblemente fue el más grande estadista de su época, pero ante todo fue un hombre de iglesia y, en relación con su prójimo, fue siempre humilde y caritativo. 
Siempre mantuvo amistosas relaciones con Roma. En 996 fue con Otto III en su viaje a Italia, asistió en la consagración de Gregorio V y en el sínodo que se realizó unos pocos días más tarde. En este sínodo Willigis fuertemente urgió por el retorno de san Adalberto a Praga, cuya diócesis era sufragánea de Maguncia. En 997, Gregorio V envió los decretos de un sínodo de Pavia a Willigis, "su vicario", a efecto de que fueran publicados. En su diócesis trabajó en la construcción de puentes, carreteras y en pro del arte. Construyó una catedral y la consagró el 29 de agosto de 1009 en honor a San Martín, pero ese mismo día, fue destruida por fuego; ayudó luego en la reconstrucción de la vieja Iglesia de San Víctor y construyó la de San Esteban.
Construyó también una iglesia en Brunnen, en Nassau. Mostró gran solicitud en atender las actividades religiosas y en ayudar a los monasterios de Bleidenstadt, San Disibod, y Jechaburg en Thuringia. Fue sepultado en la Iglesia de San Esteban. Tiene culto local.