2 de febrero de 2015

Beata MARÍA CATALINA KASPER. (1820-1898).

(al.: Maria Katharina Kasper).

Martirologio Romano: En Dernach, lugar de la Renania, en Alemania, beata María Catalina Kasper, virgen, que fundó el Instituto de las Pobres Siervas de Jesucristo, para servir al Señor en los pobres.

Nació en Dernbach, Alemania, en el seno de una familia de campesinos a la que ayudó en los trabajos del campo. Durante la edad de 6 a 14 años, Catalina asistió a la escuela del pueblo. Sin embargo, era una niña enfermiza y faltaba de la escuela con frecuencia. Su educación formal equivalía a unos dos años.
Desde su primera juventud se distinguió por la asistencia a enfermos a domicilio y ayuda a los pobres; pronto se le unieron otras mujeres deseosas de llevar una vida de perfección y asistir a los niños, ancianos y necesitados: en 1846, formaron una "Asociación de Caridad" con el propósito de propagar la virtud y curar a los enfermos en el alma y en el cuerpo. El amor de Catalina para María, fue nutrido por sus frecuentes visitas a la capilla dedicada a Nuestra Señora del Heilborn. La fe de María en responder a los designios de Dios motivaba a Catalina a responder con valentía a las mociones del Espíritu Santo. Las inspiraciones del Espíritu, la "voz dentro de mi" como Catalina la llamó, la animaron a construir una pequeña casa. Con el aval del obispo Peter Josef Blum, unos once pesos y mucha fe, ella comenzó la construcción en 1847; de la llamada "Pequeña Casa de Nazaret" donde establecieron sus primeras compañeras y acogieron a pobres y enfermos.  
Con el tiempo, cuatro jóvenes se unieron con ella y el 15 de Agosto de 1851 este pequeño grupo llegó a ser una congregación religiosa. Catalina eligió el nombre Siervas Pobres de Jesucristo. Ella miraba a María la primera Sierva como su modelo. Como María, ella escuchaba atenta al Espíritu y respondía con valentía a la voluntad de Dios. Murió llena de méritos. Fue beatificada por SS Pablo VI el 16 de abril de 1978.