6 de enero de 2015

Beata RITA AMADA DE JESÚS. (1848-1913).


(Rita Lopes de Almeida)
Perla.

Martirologio Romano: En Casalmendinho, Portugal, beata Rita Amada de Jesús (Rita Lopes de Almeida), virgen, fundadora del Instituto de Jesús, María y José.


 Nació en un pequeño pueblo de la parróquia de Ribafeita, diócesis de Viseu (Portugal). Desde muy joven sintió una profunda devoción por la Eucaristía, María y san José, así como un cariño especial por el Papa, que en aquel tiempo se encontraba en el exilio. 
La Iglesia de Portugal era perseguida por parte de la Masoneria, que se apoderó de los bienes eclesiásticos, cerró los seminarios y casas de religiosos. A los Institutos de religiosas, les prohibió la admisión de novicias. Obispos y sacerdotes provenientes de alto nivel económico fueron objeto de sus ataques. De este modo no podían dedicarse a su ministerio, ya que tenían que defenderse. Todo esto debilitó en parte a la Iglesia. 
Pero estos hechos no apagó en Rita el ansia de una auténtica familia cristiana como la suya, así como comunicárselo a los demás. De este modo Dios suscitó en Rita la vocación misionera, para liberar a la juventud del indeferentismo religioso, y fomentar los valores morales, y así con el apostolado pudo fortalecer la familia. Esto le llevó a ir de pueblo en pueblo a enseñar a orar, sobre todo el rosario y otras oraciones que despertasen la devoción a María. En su apostolado buscó siempre a personas que vivían una vida inmoral e hizo de todo para rescatarlas del mal, esto le llevó a recibir amenazas de muerte.
Aunque deseaba ingresar en la vida religiosa, como las leyes no lo permitían, tuvo que dedicarse a su apostolado en el “mundo”, entregada a prácticas ascéticas; durante mucho tiempo rechazó a muchos pretendientes. Sus padres le ayudaron albergando en su casa a mujeres deseosas de conversión. Después de varios intentos ingresó con 29 años en una Congregación extranjera, pero como ésta se dedicaba solo a ayudar a los pobres, este no era el celo apostólico que ardía en el corazón de Rita, y por ello no se pudo identificar con ella y se salió con 32 años. En 1880, con ayuda de su director espiritual, consiguió fundar un Colegio-Instituto de Jesús, María y José, en la parroquia de Ribafeita, con la espiritualidad de la Sagrada Familia. El Instituto se extendió por todo Portugal, tuvo dificultades económicas y con una religiosa del propio Instituto. Las autoridades civiles, lo suprimieron, y entonces, se vio obligada a reunir a sus hermanas y enviarlas a Brasil, para que dieran continuidad a su obra. Rita falleció en Casalmendinho (parroquia de Ribafeita) en olor de santidad. Fue beatificada el 28 de mayo de 2006, en Viseu (Portugal) durante el pontificado de Benedicto XVI.