10 de febrero de 2015

Santos ZÓTICO y AMANCIO. M. 120.


(Zótimo). Vital, de larga vida
Amancio: Amante, amoroso.

Martirologio Romano: En Roma, en la vía Labicana, en el décimo miliar, santos Zótico y Amancio, mártires

Los mártires que celebramos hoy carecen de indicaciones precisas. Fueron martirizados en Roma, entre los siglos II y IV, probablemente bajo el emperador Diocleciano y fueron enterrados en la Via Labicana. Quiénes fueron realmente, no se sabe, no hay sobre ellos ninguna "Passio", aunque desde el siglo VIII, se los considera simples fieles. 
Un error de traducción de la noticia del Martirologio Jeronimiano había hecho creer, erróneamente, que eran soldados (milites), pues la indicación dice: «Via Labicana mil. X hirene», donde «mil.» Debe entenderse como abreviatura para «miliario», mojón de marcación de distancia, es decir que sus cuerpos fueron enterrados a la altura del décimo miliario de la Via Labicana y así se pensaba que era un grupo de 10 soldados martirizados en Roma y enterrados en la vía Labinaca.  
Ahora bien, los detalles de dónde fueron enterrados, son diferentes en los distintos martirologios y códices. Algunas fuentes hablan de cuatro mártires: Zotico, Ireneo, Jacinto y Amancio; pero otros los separan en grupos. El Martirologio actual celebra hoy a Zótico y Amancio, mientras que a Jacinto el 4 de agosto; el Ireneo de este grupo, que figuraba en el Martirologio Romano anterior, ha sido retirado del catálogo. 
La nueva distribución del grupo se debe a que los estudios más recientes han concluido que los mártires fueron enterrados en dos cementerios distintos ubicados en la misma Via Labicana, Zotico y Amancio en el décimo miliario, Jacinto, posiblemente en el XIV miliario. El papa Pascual I (817-824) llevó sus cuerpos desde los cementerios de la Via Labicana a la renovada Santa Práxedes, en Roma.