10 de febrero de 2015

Santa ESCOLÁSTICA. (c.480 - 547).

Estudiante. Educada


Martirologio Romano: Memoria de la sepultura de santa Escolástica, virgen, hermana de san Benito, la cual, consagrada desde su infancia a Dios, mantuvo una perfecta unión espiritual con su hermano, al que visitaba una vez al año en Montecasino, en la Campania, para pasar juntos una jornada de santas conversaciones y alabanza a Dios.



Hermana gemela de san Benito, nació en Norcia o Spoleto en el seno de una noble familia. Cuando Benito se marchó a Roma para instruirse, Escolástica, todavía muy joven, se consagró a Dios aunque permaneció con su padre. 
De las noticias que conocemos de la única fuente histórica (los capítulos 33 y 34 del "II libro de los Diálogos" de san Gregorio Magno) sabemos que después siguió el modo religioso de su hermano, abandonó su fortuna que se la regaló a una sirvienta; fundó el monasterio benedictino para mujeres de Roccabotte en Plombariola, no lejos de Montecasino, que en un principio era una pequeña celda. Se la considera la primera monja benedictina. Su hermano les escribió una regla inspirada en aquella que había escrito para sus monjes.
Entre los dos mantenían diálogos vivísimos de vida espiritual. Se amaban entrañablemente pero lo que primaba en sus vidas era el amor a Dios. A pesar de estar tan cercanos habían puesto un muro voluntario de separación y tan sólo una vez al año se veían en una casita que había entre ambos monasterios. 
Cuenta san Gregorio esta entrevista: era por el año 543, Escolástica previó que iba a ser la última entrevista que iba a tener con su hermano. Pasaron todo el día hablando de cosas espirituales. Al atardecer ya, se levantó su hermano y le dijo: - "Adiós, hermana. Hasta el año que viene.- Hermano mío -le suplica Escolástica- no te marches. Pasemos toda la noche hablando de cosas de Dios... -¿Qué dices, Escolástica? ¿Ignoras que no puedo pasar la noche fuera de la clausura del monasterio? Escolástica no responde. Baja la cabeza, y ora fervorosamente al Señor. En un santiamén se encapota el cielo y se oyen truenos y cae una copiosa lluvia como nunca se había visto en aquellos parajes.- ¿No te vas?- ¿Qué has hecho, hermana mía?- Te lo pedí con insistencia y no me escuchaste. Se lo pedí a Dios y me ha escuchado enseguida. Hermano mío, Dios ha preferido el amor a la Regla..." Y pasaron toda la noche en pláticas espirituales... Tres días después murió ella, y desde su celda vio san Benito, subir el alma de su hermana al Cielo.
Ambos fueron enterrados en el mismo sepulcro "para que la muerte no separe el cuerpo de los que siempre han tenido unidas sus almas en el Señor." La tradición según la cual Escolástica fue monja es del siglo XI, antes se pensaba que era una buena mujer que vivía cerca de la abadía. Patrona de Le Mans. MEMORIA OBLIGATORIA.