10 de febrero de 2015

Beato JOSÉ SÁNCHEZ DEL RÍO. (1913-1928).


El acrecentará. Añadido. Crecimiento

Martirologio Romano: En Guadalajara, México, beato José Sánchez del Río, de catorce años, mártir, que murió apuñalado dando vivas a Cristo Rey y a Santa María de Guadalupe, durante la Guerra Cristera.

Nació en Sahuayo, Michoacán. Méjico. Al decretarse el culto público, José tenía 13 años y decidió luchar junto con su hermano Miguel contra el gobierno federal. No fue admitido como soldado en los cristeros de Michoacán, pero sí como asistente. En el campamento se ganó el cariño de sus compañeros que lo apodaron “Tarsicio”. Por la noche dirigía el rosario y animaba a la tropa a defender la fe.
En 1928, durante una batalla contra el ejército federal, el general cristero perdió el caballo, y José le cedió el suyo para que se salvara. Fue apresado y el general callista, al ver su juventud, le animó para que dejara a los cristeros y se uniera a la causa revolucionaria del gobierno contra la Iglesia, a lo que José le contestó: “¡Yo no quiero unirme a los enemigos de Cristo Rey! ¡Yo soy su enemigo! ¡Fusíleme!”. 
Fue encerrado en un calabozo de la localidad de Cotija, y allí escribió a su madre, aceptando con valentía la muerte por su fe. Unos días más tarde lo llevaron al cuartel del Refugio, donde fue cruelmente torturado, para hacerle renegar, pero no lo lograron. Ya en el panteón donde iba a ser ejecutado, se puso al borde de la fosa, para que no tuvieran que tirarlo. Mandaron apuñalarlo, y a cada puñalada gritaba vivas a Cristo Rey y a la Virgen de Guadalupe, hasta que el capitán le descerrajó un tiro en la cabeza. Está enterrado en la parroquia de Santiago Apóstol de Sahuayo, su pueblo natal. Su martirio queda perfectamente reflejado en la película “Cristiada”. Fue beatificado por SS Benedicto XVI el 20 de noviembre de 2005.